Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Médicos del ISSSTE salvan a paciente diabético de amputación de pierna

Médicos del ISSSTE salvaron de amputación la pierna del paciente con pie diabético, Octavio García. (Twitter @ISSSTE_mx)

Octavio García estuvo a punto de perder la pierna derecha. Tiene 58 años, pero desde hace 15 fue diagnosticado con diabetes mellitus.

Quince años en los que abandonó el tratamiento y nunca le prestó la importancia ni cuidados necesarios.

En octubre de 2017 tuvo que ser intervenido para evitar que avanzara una infección de pie diabético, lo que provocó la amputación del dedo meñique del pie derecho.

Al siguiente mes, tuvo que ser internado en el servicio de urgencias del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) al presentarse una nueva complicación en la pierna derecha.

Lo canalizaron de inmediato al departamento de Angiología, donde fue diagnosticado con gangrena venosa.

“Llegó con nosotros por la pierna hinchada, por los cambios de coloración, la tenía toda violácea y por el dolor. En ese momento nosotros le hicimos un ultrasonido, realmente es un ultrasonido especial para ver la circulación y nos dimos cuenta que tenía toda la circulación tapada, desde abajo del ombligo hasta todas las venas de la pierna, esto se llama flegmasía cerúlea dolens o conocido como gangrena venosa”, explicó la doctora Nora Sánchez, médico adscrito al Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital “Adolfo López Mateos”, del ISSTE.

“Sentí, a lo mejor enojo, pero conmigo mismo, por no cuidarse, por empezar a pensar todos los excesos que tuve y pues ni modo, ahora sí que apechugar lo que venga ¿no?”, compartió Octavio.

A las dos horas de ser evaluado ingresó a la sala de Hemodinamia, donde los médicos del Hospital Regional “Adolfo López Mateos” del ISSSTE, colocaron un catéter para disminuir la carga de coágulos que tenía en la pierna.

“Nosotros hacemos un ultrasonido por adentro de la vena que se llama ultrasonido intravascular y vemos que esa vena quedó con cierto daño y en ese momento nosotros decidimos la colocación de un stent, que lo que hace es abrir esa vena que quedo estenosada o lastimada por el coágulo, después de esto, el paciente a las 24 horas pues tuvo mejoría franca del dolor, de los cambios de coloración, disminuyó el riesgo de que perdiera la pierna y de que esos coágulos se pudieran ir a la circulación cardiopulmonar”, señaló la doctora Nora Sánchez.

Octavio fue dado de alta, pero está consciente que debe cambiar completamente sus hábitos para cuidar y controlar la diabetes.

“Yo esto me lo busqué y yo esto pues me lo tengo que arreglar lo más que se pueda ¿no?, está en uno y no, no en nadie más”, reconoció Octavio García.

En los próximos meses continuará tomando anticoagulantes para evitar una nueva formación de trombos o coágulos que puedan poner en riesgo su salud.

Con información de Cinthya Marín.

LLH