Realizan ceremonia de entrega de medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra

La Medalla Belisario Domínguez es para la activista Rosario Ibarra; su hija Rosario Piedra acude en su representación

Rosario Ibarra de Piedra recibió la medalla Belisario Domínguez por parte del Senado. Recibió el reconocimiento su hija (izq), el 23 de octubre de 2019. (Foto: Moisés Pablo /Cuartoscuro.com)

Rosario Ibarra de Piedra recibió la medalla Belisario Domínguez por parte del Senado. Recibió el reconocimiento su hija (izq). (Foto: Moisés Pablo /Cuartoscuro.com)

Este jueves, el Senado de la República realizó la ceremonia de entrega de la medalla Belisario Domínguez a la activista y defensora de los derechos humanos, Rosario Ibarra de Piedra, durante una sesión solemne a la que asiste el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como testigo de honor a la imposición de la presea.

Te recomendamos: ¿Quién es Rosario Ibarra de Piedra, la mujer que luchó por los desaparecidos y presos políticos?

La ceremonia se llevó a cabo en la sede de Xicoténcatl.

Al inicio, la senadora Verónica Delgadillo García dio lectura a la proclama del senador Belisario Domínguez correspondiente a la XXVII Legislatura del Senado de la República.

Después la senadora Ifigenia Martínez Hernández ofreció un mensaje en nombre del Senado de la República.

Hoy en un acto de justicia plena rendimos homenaje a una mexicana que por la fuerza de sus convicciones, por su firmeza ciudadana y su valentía está plenamente identificada con las virtudes que distinguieron al senador Belisario Domínguez, quien ofreció su vida en defensa de sus ideales”, expresó la senadora Ifigenia Martínez.

La senadora Martínez Hernández destacó que la medalla Belisario Domínguez se le entrega este año a una ciudadana lastimada por la violencia, a una madre a la cual le fue arrebatado su hijo, y a una digna mexicana que en su andar de los últimos 40 años ‘ha fundido’ el pesar personal con el dolor de la Patria.

Rosario Ibarra de Piedra mujer símbolo, ha hecho de la ausencia de su hijo Jesús una bandera permanente en favor del derecho, la justicia y la disidencia democrática”, expresó la senadora Ifigenia.

Debido a problemas de salud,  doña Rosario Ibarra, de 92 años, no pudo estar presente para recibir el máximo galardón que otorga el Estado mexicano a los ciudadanos por su contribución al país.

En su nombre, su hija Rosario Piedra Ibarra recibió el reconocimiento de manos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y de la senadora Mónica Fernández Balboa.

La activista y luchadora social

En un discurso, leído por su hija Claudia Piedra Ibarra en su representación, Rosario Ibarra de Piedra pidió a AMLO no permitir que la violencia y la perversidad de los gobiernos anteriores siga acechando.

Querido y respetado amigo: no permitas que la violencia y la perversidad de los gobiernos anteriores siga acechando y actuando desde las tinieblas de la impunidad y la ignominia, no quiero que mi lucha quede inconclusa”.

Agregó que esta presea con la que la honran y que lleva el nombre de un gran revolucionario, “trae consigo un gran parto moral ineludible para mi conciencia”.

Subrayó, “me alienta aún más a continuar luchando para liberar a esa justicia que fue amordazada y llevada a una cárcel clandestina hace ya tantos años”.

También le pidió al presidente escuchar las demandas de los integrantes del Comité ¡Eureka!, a fin de que reciban una respuesta y les regresen a sus familiares desaparecidos hace más de 40 años.

Al dirigir su mensaje, después de que su hermana María del Rosario recibió el galardón en nombre de su mamá, casi al finalizar, Claudia Piedra le dejó en custodia la medalla al mandatario y le pidió que se la devolviera hasta que hayan regresado los desaparecidos.

Es por eso que dejo en tus manos la custodia, tan preciado reconocimiento, y te pido que me la devuelvas junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos y añorados hijos y familiares, y con la certeza de que la justicia anhelada por fin los ha cubierto con su velo protector”.

Mientras la vida me lo permita, seguiré en mi empeño hasta encontrarlo, exclamó Rosario Ibarra a través de su hija, en la sesión solemne de la entrega de la medalla en su edición 2019, celebrada en el Salón de Plenos de la vieja casona de Xicoténcatl, donde integrantes del Comité Eureka que acompañaron a las hermanas Piedra Ibarra, gritaron: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

Claudia Piedra Ibarra también le pidió al presidente López Obrador, a nombre de Rosario Ibarra de Piedra, que la medalla “me la devuelvas junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos y añorados hijos y familiares, y con la certeza de que la justicia anhelada por fin los ha cubierto con su velo protector.

A la ceremonia acudieron Luis Cresencio Sandoval Gonzalez, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); Rafael Ojeda, secretario de Marina; Alfonso Durazo, secretario de Seguridad; Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico de la Presidencia de la República; Alejandro Encinas; subsecretario de Gobernación; y Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados.

Dado que el recinto era muy pequeño y no podía albergar a todos los invitados, se colocaron 100 sillas en el patio de la sede senatorial de Xicoténcatl.

En el escenario se colocó una fotografía de casi dos metros, que rememora uno de los plantones más emblemáticos que llevó acabo la fundadora del grupo Eureka, afuera de la Catedral metropolitana.

A la ceremonia asistieron integrantes del Comité Eureka, la organización de familiares de desaparecidos y perseguidos políticos, que fundó Rosario Ibarra en los años setentas.

También estuvieron presentes como invitadas especiales “las doñas”, las madres y hermanas de jóvenes desaparecidos que durante las últimas décadas, junto con Ibarra de Piedra, han protagonizado una ardua lucha para encontrar a los miles de jóvenes en prisiones clandestinas e instalaciones militares.

Además, acudieron María Concepción Ávila, Luz Pineda Henestrosa, Priscila Chávez Hoyos y Celia Piedra. Esta última, esposa de Jacob Nájera, quien fue compañero de lucha de Lucio Cabañas y desapareció en aquella época en Guerrero

También hizo acto de presencia Laura y Armando Gaytán Saldívar, luchadores sociales de Chihuahua, que fueron desaparecidos y encontrados por el comité Eureka en el Campo Militar Número Uno.

También figuraron entre los invitados de honor familiares de víctimas de desaparición forzada.

AMLO elogia a Rosario Ibarra

Por la mañana, en la conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador elogió a Rosario Ibarra y dijo que es una mujer única y ejemplar.

“Muy merecida, que le entreguen la Medalla Belisario Domínguez y que sea ahora, porque tengo información que está enfermita, y deseamos que se recupere”, expresó el mandatario, quien recalcó que Ibarra de Piedra es un símbolo de la lucha por los desaparecidos, “los que fueron reprimidos en los tiempos del Estado autoritario.

El presidente incluso confesó que en las elecciones presidenciales de 1988 su madre votó por Rosario Ibarra de Piedra, aunque en casa de sus padres había preferencia por Cuauhtémoc Cárdenas y hubiera declinado por el ingeniero.

Es “una mujer única, ejemplar, yo les diría que no solo en Mexico, es un ejemplo mundial de congruencia y de lucha doña Rosario Ibarra de Piedra, enfatizó.

López Obrador señaló que el tema del hijo de la activista y fundadora del Comité Eureka! compete al subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, y recalcó que el deseo de su administración sería que encontraran con vida a todos los desaparecidos.

Postulan a AMLO para la Medalla Belisario Domínguez

Con información de Agencias.
RAMG

CARGANDO...