Máscaras de Halloween hechas en Morelos, favoritas en Estados Unidos

Máscaras de Halloween hechas en Morelos (Noticieros Televisa)

“Esta máscara es un pedido especial, es para una niña, este año mi hija la mayor me pidió ésta máscara de Donald Trump“, dice un ciudadano que busca un disfraz de Halloween. Es la máscara más buscada para este Halloween y se produce en Morelos. Es más demandada incluso que otros productos clásicos de la temporada como monstruos, actores de cine, deportistas u otros personajes de la política.

Agustín Maña, encargado de una tienda de máscaras, dice: “Este año nos llegaron muchas de políticos, de expresidentes, de figuras públicas, por ejemplo, tenemos la de Obama, de Duarte también nos trajeron con orejas de cochino. Este año se llevó el premio la de Trump”.

A casi un año de su mandato, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha ganado un lugar en estas fechas.

“Es bastante aterrador”, dice un habitante de Vancouver, en Canadá.

– ¿Qué piensas, te gusta este?

“No, es demasiado aterrador”.

El rostro de Donald Trump y su peinado retratados con el ingenio mexicano, lo más vendido.

Agustín Maña, encargado de una tienda de máscaras, señala: “Se acabaron totalmente, ésta son de las últimas que nos quedan. Llegaron incluso a venir clientes de Estados Unidos y luego luego se reían viendo la máscara de Donald Trump porque era de chiste, los mexicanos burlándose de Donald Trump“.

A algunas personas les da risa, a otras les da terror ver las máscaras de personajes como de la exlideresa sindical Elba Esther Gordillo y hasta de narcotraficantes como Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Ya no necesitan traje, no necesitan disfraz, solitos nos han asustado con todo lo que hacen”, dice una mujer.

Otra compradora señala: “Me da muchísima risa ver los disfraces de narcos y de los políticos”.

“Es una de las características del mexicano, el humor, el buen humor porque el mal humor, el que trae mi esposa”, opina otro comprador.

Los disfraces y máscaras de esta tienda están elaborados a mano y son 100% mexicanos.

Las piezas se producen en fábricas de Cuernavaca y Jiutepec, Morelos y se distribuyen principalmente en Estados Unidos y en el centro de México.

Con información de Farah Reachi

MLV