Manifestantes en Hong Kong protestan contra ley de extradición

Los manifestantes también reclamen el excesivo uso de la fuerza por parte de la Policía

Manifestantes en Hong Kong inician protesta contra ley de extradición

Foto: El polémico proyecto de ley de extradición que el Ejecutivo de Hong Kong buscaba aprobar este mes ha sido suspendido hasta nuevo aviso. (Reuters)

Más de un millón de manifestantes tomaron las principales avenidas del centro de Hong Kong al concluir la manifestación iniciada horas antes en demanda de la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición, cuya tramitación ha dejado en suspenso el Gobierno local.

La marcha, que reunió en sus inicios a centenares de miles de personas, fue congregando cada vez a más gente, y a las 20:50 horas locales (12:50 GMT) los manifestantes ocupaban el parque Tamar, junto a la sede del Parlamento y las principales avenidas y calles adyacentes a su alrededor en un radio de casi 2 kilómetros.

Muchos de los participantes expresaron su intención de permanecer toda la noche en las calles, al tiempo que pedían la retirada total del proyecto de ley y la dimisión de su impulsora, la jefa del
Ejecutivo local, Carrie Lam, que ayer anunció la suspensión de la iniciativa legislativa ante las protestas populares.

LA LEY QUE DESATÓ UNA GRAVE CRISIS 

El polémico proyecto de ley de extradición que el Ejecutivo de Hong Kong buscaba aprobar este mes ha sido suspendido hasta nuevo aviso tras generar protestas masivas y el rechazo general de la sociedad hongkonesa.

Sin embargo, el movimiento ciudadano hongkonés no ha conseguido la retirada definitiva de la ley y realiza hoy una manifestación para reclamar la dimisión de la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, a quien también pide que condene el excesivo uso de la fuerza policial durante las protestas del pasado miércoles.

Lam dio ayer marcha atrás y anunció la “suspensión” hasta nuevo aviso de su propuesta legislativa que permitiría extraditar, entre otros países a China, a los acusados de ciertos delitos.

La jefa del Ejecutivo ignoró la masiva protesta del pasado domingo y trató de seguir adelante con el proyecto, pero acabó desatando una grave crisis con manifestaciones que paralizaron la ciudad.

Finalmente, Lam reculó y el sábado dijo que su Gobierno ha creado “un gran conflicto”, aceptó las críticas “con sinceridad y humildad” y reconoció que la sociedad hongkonesa está “decepcionada y triste”.

Sin embargo, y pese a las críticas de quienes en principio apoyaban la ley, la jefa del Ejecutivo no ha retirado el proyecto de forma definitiva y sólo se ha comprometido “escuchar” opiniones.

Las explicaciones no han convencido al movimiento ciudadano hongkonés, agrupado en torno al Frente Civil por los Derechos Humanos, que ha vuelto a pedir a la gente que salga a la calle.

Además de exigir a Lam su dimisión y la cancelación definitiva del proyecto legislativo, también piden la retirada de todos los cargos contra los detenidos en las últimas movilizaciones.

Quieren que las marchas sean consideradas “un derecho legítimo y no una revuelta”, como las calificó Lam.

La Policía dispersó el miércoles una concentración ante la sede legislativa mediante el uso de gases lacrimógenos y pelotas de goma en una actuación que acabó con 81 heridos y 11 detenidos.

Con información de EFE

LHE

CARGANDO...