Mahmud Abbas seguirá hospitalizado tras posponerse su alta

Mahmud Abbas seguirá hospitalizado tras posponerse su alta

El presidente palestino, Mahmud Abbas (Archivo/AP)

El presidente palestino, Mahmud Abbas, seguirá en el hospital de Ramala donde está ingresado desde hace una semana por una neumonía, después de que se pospusiera su salida prevista para esta tarde, confirmó un portavoz de la presidencia palestina.

“La salida del presidente del hospital ha sido pospuesta”, dijo la presidencia palestina en un comunicado en el que no proporcionó más información sobre la fecha de alta.

Durante la mañana de este domingo, la oficina presidencial anunció que Abbas abandonaría el hospital a las 14.00 hora local (11.00 GMT) tras una semana de tratamiento, pero después reveló que finalmente seguirá hospitalizado.

La salud de Abbas, de 82 años, “mejora rápidamente” y el equipo médico que supervisa su tratamiento sigue con atención las pruebas que se le están realizando, dijo hoy Said Sarahana, director médico del hospital Istishari, donde está ingresado el dirigente.

Abbas fue hospitalizado el pasado domingo 20 de mayo y en un primer momento las fuentes oficiales palestinas señalaron que se le estaba atendiendo por complicaciones a raíz de una  intervención en el oído a la que había sido sometido días antes.

Sin embargo, Saharana acabó confirmando que el presidente palestino padece neumonía, como habían informado varios medios. En los últimos días, la cadena de televisión Palestina difundió imágenes que mostraban al mandatario recorriendo un pasillo del hospital, vestido con una bata azulada, acompañado por el equipo médico, y leyendo el periódico sentado en su habitación.

El pasado febrero, el veterano líder también estuvo en un hospital de Estados Unidos varios días durante un viaje a aquel país para dar un discurso ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin que se publicaran apenas datos de su dolencia.

Desde entonces, Abbas va habitualmente acompañado por un cardiólogo que también convive en el complejo presidencial en Ramala, informó el diario The Jerusalem Post el pasado marzo. Son recurrentes las especulaciones sobre la precaria salud del líder palestino, fumador habitual, que se mantiene al frente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y del partido nacionalista Al Fatah.

PROBLEMAS CARDIACOS Y CÁNCER DE PRÓSTATA

Abbas, que es fumador y tiene sobrepeso, tiene un largo historial de afecciones médicas, desde problemas cardiacos a al cáncer de próstata que tuvo hace una década. Hace dos años se sometió a una operación de corazón de urgencia tras sufrir agotamiento y dolores en el pecho.

Más recientemente, un cardiólogo se mudó al complejo presidencial en Ramala para monitorear la salud del líder tras una misteriosa visita a un hospital en Estados Unidos, que se produjo después de una intervención ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la que el mandatario pareció débil.

Abbas no ha nombrado un sucesor por lo que sus últimos problemas de salud y su repentina hospitalización renovaron el nerviosismo sobre una batalla sucesoria potencialmente caótica e incluso sangrienta.

Abbas asumió el poder de forma interina tras la muerte de su predecesor Yasser Arafat en 2004, y al año siguiente fue elegido para lo que se suponía sería un período de cinco años.
Desde entonces se ha mantenido en el poder gobernando partes de Cisjordania. La división entre su partido, Fatá, y el grupo insurgente Hamas, que gobierna la Franja de Gaza desde 2007, ha evitado la celebración de nuevas elecciones.

Leer más: Mahmud Abbas en estado de salud favorable

Con información de EFE

HVI

CARGANDO...