Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Madre del migrante mexicano Marco Antonio Nápoles demanda a Policía de San Diego por su muerte

Marco Antonio, quien no tenía antecedentes penales, murió tras ser sometido por oficiales
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: SAN DIEGO, Estados Unidos
FOTO: Marco Antonio Nápoles murió por el presunto abuso policíal. (Noticieros Televisa)

En California, la madre de un migrante mexicano, Marco Antonio Nápoles, quien murió en agosto del año pasado por presunto abuso policial, presentó esta semana una demanda contra el departamento del alguacil del Condado de San Diego, que exoneró a los 11 policías que detuvieron a su hijo.

Te puede interesar: Video: Publican la muerte de un menor migrante bajo custodia de EE.UU.

Marco Antonio Nápoles, de 29 años, fue sometido por 11 policías de San Diego, a pesar de no oponer resistencia, el pasado 16 de agosto de 2018.

El joven, originario de Guaymas, Sonora, había tenido problemas mecánicos con su auto sobre la autopista hacia Temecula, en Riverside, y pidió ayuda en una gasolinería.  Los empleados de la estación llamaron al 911 al encontrarlo sospechoso.

“Lo que pasa es esto, tuvimos una llamada de la tienda y no te quieren aquí”, dijo un oficial en agosto de 2018.

“Soy Marco necesito llamar a mi tío para ver si puede venir a recoger o si tu puedes venirme a recoger porque mi carro esta malo y está pasando muchas cosas malas aquí. Tienes el número de mi tío para que venga por mí”, dijo Marco en agosto 16 de 2018.

La situación se complicó.

“No te quieren aquí, pero nuevamente te enseño si no te quieren puedes ir a ese lado y estar en ese estacionamiento, pero no aquí”, le dijo el oficial.

Un oficial subió la voz.

¿Qué te dije? no estás entendiendo lo que te dije, quítatate la mochila, quítate la mochila, qué te dije, pon tus manos en tu espalda y para sí resistes”, dijo el oficial.

Marco Antonio, quien no tenía antecedentes penales, murió tras ser sometido por los oficiales.

La madre de Marco Antonio, Dolores Rosales, presentó ante un tribunal federal una demanda contra el departamento del alguacil del Condado de San Diego, por la exoneración, en agosto pasado, de los 11 oficiales que participaron en los hechos.

“El gobierno de México a través de este Consulado General se pronuncia en contra de la fuerza excesiva en contra de cualquier persona”, dijo Carlos González Gutiérrez, cónsul de México en San Diego.

Con información de Estefanía Báez.

LLH