Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Madre guatemalteca deportada pide ayuda para recuperar a su hijo, retenido en NY

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Albergue Cayuga Centers de Nueva York. (AP, archivo)

Sin saberlo, el 1 de mayo, Lourdes de León y su hijo, Leo Giancarlo, emprendieron el peor viaje de su vida.

Ella, madre soltera, de 29 años de edad, y él, de apenas seis años, salieron de San Marcos, Guatemala, hacia Estados Unidos.

Atravesaron por Tapachula, Caborca, San Luis Río Colorado hasta llegar a Yuma, en Arizona.

El 10 de mayo, se entregaron a la Patrulla Fronteriza.

El coyote me había dicho que era más fácil si Migración me detenía, pues iba a estar presa dos días… Que era mejor que me agarraran porque hasta podía tener un permiso de trabajo y podía estar sin miedo a Migración, en Estados Unidos”, narró Lourdes.

A las 07:00 horas del 12 de mayo, en el centro conocido como La Hielera, en Yuma, Lourdes perdió el rastro del pequeño Leo.

El niño “empezó a llorar más cuando el agente de Migración dijo que él se iba a ir para un albergue y yo iba a ser detenida… el niño estaba presente cuando ellos dijeron eso”, apuntó Lourdes.

Ante las palabras del agente de Migración, Lourdes sintió “dolor y coraje, porque yo le dije a él… que no me lo quitaran y él me dijo que no, que así zapateara y me revolcara a llorar, que de todos modos el niño me lo iban a quitar”.

Y el niño pues se fue llorando, pero se fue caminando, cuando otros niños que estaban ahí les hacían arrebatados. Los niños se abrazaban de los papás, de las mamás y ellos lo que hacían era jalar a los niños y los quitaban”, relató Lourdes.

La mamá de Leo dijo que lo peor estaba por venir. Dos veces la cambiaron de centro de detención sin tener información de su hijo.

El 19 de mayo, le prometieron devolverle a su hijo si se declaraba culpable ante un juez; así lo hizo y permaneció en Eloy, Arizona, hasta el 7 de junio, cuando fue deportada.

A mí me dijeron, cuando lo sacaron de La Hielera, que se lo iban a llevar para Phoenix y que en Phoenix iban a ver a qué albergue lo llevaban”, comentó.

Hasta hace unos días, Lourdes supo que Leo apareció en el Cayuga Centers, la casa de acogida de Nueva York.

Una trabajadora social le dijo que el niño llegó desde el 16 de mayo, sin que nadie se lo hubiera informado.

Cuando Lourdes se puso comunicar con su hijo, Leo le preguntó si podía dormir. “Yo le dije que no ¿y usted? ‘No, mamá’, me dijo. ‘Me despierto en las noches, yo quiero dormir contigo, ya no quiero dormir solo’. Y todas las noches me da vueltas eso en la cabeza, cómo estará, cómo se sentirá él allá”.

Sin recursos para financiar abogados en Estados Unidos, que le ayuden a recuperar a Leo, Lourdes espera que las autoridades guatemaltecas y organizaciones civiles la apoyen, pues ella desconoce por completo cuál es el procedimiento legal para recuperarlo.

Estoy cansada pero no estoy vencida aún y no me van a vencer. A mí el Gobierno de Estados Unidos no me va a vencer hasta que yo tenga a mi hijo aquí conmigo”, afirmó Lourdes.

El Gobierno de Estados Unidos informó que tiene en custodia a dos mil 47 niños, entre los que llegaron solos a la frontera y los que han sido separado de sus padres.

¡Entérate! Melania Trump visitará más centros migratorios en Estados Unidos

 

Con información de Joaquín Fuentes.

 

RMT