Lukashenko acusa a Occidente de apoyo militar a ‘presidenta alternativa’

Lukashenko, Occidente también apoya a la oposición con medios militares
El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko. (Foto: Getty Images)

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, acusó este sábado a países occidentales de brindar apoyo militar a una “presidenta alternativa” de Bielorrusia, en alusión a la líder de la oposición unificada exiliada en Lituania, Svetlana Tijanóvskaya.

Te recomendamos: Líderes de Unión Europea desconocen elección presidencial en Bielorrusia

“Están arrastrando acá a una ‘presidenta alternativa’ y lo hacen de una manera seria, con declaraciones de países occidentales sobre su financiación y apoyo”, dijo Lukashenko al visitar un polígono miliar en la región de Grodno, limítrofe con Polonia y Lituania y escenario de multitudinarias protestas opositoras en las últimas semanas.

Según Lukashenko, cuyas palabras recoge la agencia estatal Belta, Occidente también apoya a la oposición con medios militares.

“El apoyo militar es evidente, trasladan las tropas de la OTAN hacia nuestras fronteras”, dijo el mandatario.

En este sentido, Lukashenko, ordenó al mando militar bielorruso “tomar las medidas más severas” con el objetivo de proteger la integridad territorial del país.

“Tenemos que proteger, en primer lugar, la zona occidental de Bielorrusia con sede en Grodno”, aseveró.

Según el mandatario, cuya renuncia incondicional es una de las demandas principales de la oposición tras las polémicas elecciones del 9 de agosto, Occidente pretende aplicar en Bielorrusia el “guion de las revoluciones de colores”.

“Lo novedoso y original en este caso es que han recurrido al factor externo, algo que no ocurre siempre”, agregó.

Lukashenko rechazó este viernes cualquier tipo de diálogo con la oposición bielorrusa y acusó, por primera vez, a Estados Unidos de dirigir las protestas antigubernamentales con la complicidad de la Unión Europea.

Durante la campaña electoral el mandatario bielorruso, en el poder desde 1994, acusó a la vecina Rusia de apoyar a los candidatos opositores y de planes de desestabilizar la situación en Bielorrusia, pero tras el estallido de las protestas, que siguieron a su reelección, redirigió sus ataques contra países europeos, como Polonia o Chequia.

Esta semana Lukashenko ordenó a la fuerzas de seguridad del país a reforzar la vigilancia en la frontera con “especial atención” a los desplazamientos de las tropas de la OTAN en las vecinas Polonia y Lituania, cuyos Gobiernos respaldan a la oposición bielorrusa en su demanda de nuevas elecciones en el país.

CIERRE DE EMPRESAS EN HUELGA

En otro acto, al que Lukashenko asistió después de inspeccionar las tropas en el polígono militar, el mandatario ordenó el cierre de las fábricas locales que se han declarado en huelga para protestar contra los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto.

“Si la empresa no trabaja, pongan un candado en la puerta a partir del lunes. Ciérrenla”, dijo Lukashenko.

El presidente bielorruso, citado por la agencia Interfax, aseguró que de esa manera los trabajadores “se van a calmar” y luego se decidirá quién podrá volver a trabajar.

La líder opositora Tijanóvskaya llamó este viernes a los trabajadores bielorrusos a continuar las huelgas y “no dejarse intimidar” por las autoridades.

“El futuro de Bielorrusia y de nuestros hijos depende de su unidad y su determinación”, dijo en un mensaje de vídeo la candidata presidencial exiliada en Lituania.

Lukashenko minimizó previamente la magnitud de las huelgas en el país, en las que, dijo, participan pequeños grupos de personas.

Con información de EFE.

RAMG