Los perros son estrategas, mienten y manipulan a sus dueños para conseguir lo que quieren

Los perros son estrategas, mienten y manipulan a sus dueños para conseguir lo que quieren

Los perros distinguen diferentes tipos de comportamiento humano y se ajustan a él en función del beneficio que van a obtener. (Getty Images)

Esos ojos redondos y llenos de ternura con los que muchas veces nos miran nuestros perros, según un estudio de investigadores suizos, no serían tan inocentes como pensamos.

En realidad, ocultan una verdad más macabra.

Los perros son estrategas, manipuladores y nos mienten para conseguir lo que quieren.

El amor que sentimos por ellos nos lleva a consentirlos en todo lo que podemos, y ellos lo saben.

Los perros son estrategas, mienten y manipulan a sus dueños para conseguir lo que quieren
(Pinterest)

Engaño táctico manipulación

Según un estudio publicado en Animal Cognition, los perros son increíblemente astutos y son capaces de manipularnos para conseguir sus fines, ya se trate de comida, un masaje, subirse a nuestra cama o cualquier cosa que se les antoje.

Los investigadores de la Universidad de Zurich (Suiza) que han realizado el estudio, los perros emplean una técnica manipuladora que han llamado “engaño táctico”.

El resultado del estudio considera el experimento realizado con 27 perros de distintas edades entre una mujer “cooperativa” que les permitió tener su golosina y una mujer “competitiva” que no lo hizo.

Marianne T. B. Heberlein, la investigadora principal del departamento de Biología Evolutiva y Estudios Ambientales, inició la investigación tras observar que uno de sus perros engañaba a otro perro para evitar que disfrutase de su siesta.

Los perros son estrategas, mienten y manipulan a sus dueños para conseguir lo que quieren
(Getty Images)

(Getty Images)

El perro de Heberlein se asomaba a la ventana y fingía mirar algo muy interesante con el único fin de engañar al otro y no dejarle dormir.

La investigadora quiso saber si los perros eran capaces de tener este mismo tipo de comportamiento con humanos.

Según explicó a New Scientist, “este tipo de cosas ocurren muy frecuentemente, pero aún no se habían estudiado bien”.

Tras realizar su investigación afirmó que “este experimento nos ofrece un mejor entendimiento de los perros, nos enseña sus habilidades cognitivas y su flexibilidad para convivir con los humanos, hay muchos dueños de mascotas que piensan que los perros son solo honestos con las personas, pero eso no es verdad”.

Los perros son estrategas, mienten y manipulan a sus dueños para conseguir lo que quieren
(Pinterest)

(Pinterest)

Para realizar el experimento, los especialistas enseñaron a los perros como llevar a las dos personas tres cajas, una con salchichas, una con la golosina favorita del perro y otra vacía.

Cuando los perros llevaban las cajas, la persona “cooperativa” compartía con el animal todo lo que había adentro, mientras que la persona “competitiva” sólo lo hacía con una de ellas.

Pero como probaron que los perros mienten. Cuando los animales debían llevar las cajas a la persona “competitiva” sólo llevaban la caja con la galleta y la vacía, y se negaban a transportar la de las salchichas.

“En ambos días de prueba, los perros tenían más probabilidades de dirigir al socio cooperativo que el competitivo de la caja que contenía el alimento preferido, y este efecto fue más fuerte en el segundo que en el primer día de prueba”, establece el estudio.

“Estos resultados muestran que los perros distinguen entre la cooperativa y el compañero competitivo, e indican la flexibilidad de los perros para ajustar su comportamiento y que pueden usar el engaño táctico”, agrega el documento.

Los perros son estrategas, mienten y manipulan a sus dueños para conseguir lo que quieren
(Pinterest)

(Pinterest)

También que distinguen diferentes tipos de comportamiento humano y se ajustan a él en función del beneficio que van a obtener. Además, muestra cómo se relacionan con los humanos según los hábitos que tienen con ellos, es decir, si se comportan de forma amistosa u hostil.

Según explicó Heberlein: “Los perros mostraron una flexibilidad impresionante en su comportamiento. No se limitaron a una regla estricta, sino que pensaron en las diferentes opciones que tenían”.

Y, evidentemente, actuaron de la forma que era más beneficiosa para ellos.

El perro es el mejor compañero de una mujer para dormir, no el hombre

Con información de Publimetro y Hola.
LLH

CARGANDO...