Londres pide a Moscú información para esclarecer envenenamiento con Novichok

La Policía confirma que el agente nervioso que enfermó a los dos británicos es el mismo que intoxicó a Sergéi Skripal. (AP)

El secretario británico de Seguridad, Ben Wallace, pidió hoy a Moscú que aporte información para esclarecer el caso de dos personas intoxicadas con el agente nervioso Novichok, de fabricación rusa y el mismo que envenenó al exespía, Sergéi Skripal.

“El Estado ruso puede corregir esto. Nos pueden decir lo que pasó. Lo que hicieron”, declaró Wallace a la cadena pública BBC, tras la intoxicación el pasado sábado de dos británicos en la localidad de Amesbury, en el condado de Wiltshire, sur de Inglaterra.

“Hemos dicho que pueden venir y decirnos lo que pasó. Estoy esperando una llamada de teléfono del Estado ruso. La oferta está ahí. Ellos son los que pueden completar todas las pistas para mantener segura a la gente”, añadió el secretario de Estado.

La Policía confirmó anoche que el agente nervioso que enfermó a los dos británicos – identificados como Charlie Rowley y Dawn Sturgess, de 44 y 45 años de edad, respectivamente- es el mismo que intoxicó a Sergéi Skripal y su hija Julia el pasado mes de marzo, ataque del que las autoridades británicas culparon a Rusia.

Rowley y Sturgess están ingresados en estado crítico en el mismo hospital de Salisbury, ciudad del condado de Wiltshire, en el que fueron atendidos los Skripal en marzo.

Amesbury está a unos 13 kilómetros de Salisbury, donde se intoxicaron Skripal y su hija, el 4 de marzo.

Según Wallace, Rowley y Sturgess no fueron blancos deliberados de un ataque, sino que se trabaja sobre la hipótesis de que se ha tratado de una “consecuencia” del ataque a los Skripal.

La Policía no ha podido confirmar hasta ahora si el agente nervioso proviene del mismo lote con el que se atacó a los Skripal.

La sustancia tóxica ha sido analizada en el laboratorio militar de investigación de armas químicas en Porton Down, en Wiltshire.

El comité de emergencia Cobra, formado por los principales ministros y por representantes de las fuerzas de seguridad del país, tiene previsto reunirse hoy por segundo día consecutivo.

Varios lugares de la localidad de Amesbury y alrededores han sido acordonados como medida de precaución y se avisó a los vecinos de que aumentará la presencia policial en la zona.

Como represalia al ataque al exespía, de 67 años, y su hija Julia, de 33, el Gobierno británico expulsó a numerosos diplomáticos rusos, si bien Moscú negó cualquier vinculación con los hechos.

Los Skripal permanecieron durante semanas en el hospital Salisbury District -antes de recibir el alta el 10 de abril ella y el 18 de mayo él-.

También puedes leer: Policía británica identifica a sospechosos del envenenamiento de los Skripal

 

Con información de EFE.

 

RMT