Lluvia en Sonora provoca inundaciones y cortes de electricidad

Lluvia en Sonora provoca inundaciones y cortes de electricidad (Twitter @elchiltepin)

La lluvia en Sonora provocó inundaciones y cortes de electricidad en varias localidades durante el fin de semana; el pronóstico de precipitaciones continúa para los siguientes días.

Durante el fin de semana, principalmente el domingo, se registraron lluvias extraordinarias, consideradas las más fuertes de la temporada.

En el sur del estado, en el municipio de Navojoa, se desbordaron dos arroyos, lo que provocó inundaciones y anegaciones. La lluvia provocó corte en el suministro de energía eléctrica; las autoridades tuvieron que rescatar 11 vehículos.

En Ciudad Obregón las ráfagas de viento derribaron varios árboles y dañaron diversos transformadores.

En Hermosillo se registró lluvia muy fuerte de 50 milímetros y hasta un metro de agua de altura de encharcamientos. Nueve colonias de la periferia y centro de la ciudad fueron afectadas por las inundaciones; en el norte los municipios Imuris, Cananea y Nogales, tuvieron problemas por las lluvias.

Lluvia en Sonora provoca inundaciones y cortes de electricidad (Twitter @elchiltepin)

Las autoridades de Protección Civil de Sonora advirtieron que la lluvia continuará y pidieron a la población prepararse.

La lluvia permitió que las temperaturas bajaran de 45 grados a 25 el fin de semana. Este lunes las temperaturas comenzaron a subir el lunes a 35 grados.

Las presas también comienzan a llenarse de líquido.

Las recientes lluvias provocaron el desbordamiento de la presa Ortiz, en el municipio Empalme, en Sonora. Decenas de familias fueron afectadas por la gran cantidad de agua. Las autoridades de Sonora repararon siete puntos carreteros y evaluaron las afectaciones a 45 mil hectáreas en los valles agrícolas de los municipios de Guaymas y Empalme. Según la Comisión Nacional del Agua se registraron 229.7 milímetros de lluvia en la Cuenca del Río Mátape, en un lapso de cuatro horas, lo que ocasionó que el bordo reventara.

Las recientes lluvias son contrastadas por el intenso calor en el mes de julio, que oscilaron entre los 40 y 45 grados. Los registros máximos se dieron en los valles del noroeste, centro y sur del estado. Protección Civil recomendó a la población salir a la calle con ropa de manga larga, de colores claros, sombrillas y gorras para protegerse de los rayos del sol, además de consumir abundantes líquidos.

Con información de FOROtv
BLR