Línea 7 del Metrobús CDMX tiene unidades incluyentes y conectadas al C5

Unidad de la Línea 7 del Metrobús CDMX (Twitter @GobCDMX)

El domingo 4 de marzo concluyó la etapa de pruebas de la Línea 7 del Metrobús CDMX. Este lunes a las cuatro y media de la mañana inició el servicio normal en sus 31 estaciones, el costo por pasaje es de seis pesos. Este es uno de los 29 parabuses de la Linea 7 del Metrobús, cada parabús cuenta con características propias de diseño, tamaño y funcionalidad.

Cada ubicación además tiene una problemática muy singular como lo es la afluencia de personas, como puede ser el espacio que lo rodea, el ancho de la banqueta, la distancia hacia las rotondas, y esto lo que obliga es a ubicar un determinado número de asientos, un determinado número de elementos de transparencia, cristales, pasos transversales”, dice Javier Moreno, experto en urbanismo y coordinador del Proyecto de Parabuses de la Línea 7 del Metrobús CDMX.

Cada parabús está fabricado bajo un concepto de simplicidad y armonía con el entorno. Dentro de las estructuras de aluminio se esconden conexiones estructurales básicas como el sistema de ensamblaje, conectividad digital, sistemas de audio, videovigilancia y ductos de desagüe.

Hay una conectividad que permite tener acceso a wifi en el futuro, actualmente va a tener sus cargadores USB para poder cargar tu teléfono, tu aparato, de manera de que baje la posibilidad de no quedarte en un momento dado sin batería”, señala Javier Moreno, experto en urbanismo y coordinador del Proyecto de Parabuses de la Línea 7 del Metrobús CDMX.

Las 31 estaciones y las 90 unidades del Metrobús son 100% incluyentes. Para María Isabel y Octavio contar con este tipo de unidades facilita significativamente su traslado diario por el centro de la ciudad.

“Nos sentíamos relegados en ciertos espacios, sobre todo lo que es transporte. A nosotros nos cuesta un poquito más de trabajo desplazarnos por la ciudad y hacer autobuses que nos incluyan, a mí me da mucho gusto”, afirma María Isabel Peña.

Octavio Vázquez, usuario del Metrobús CDMX con discapacidad (FOROtv)

“Ya empezamos y eso es lo importante, que ya se empezó a hacer, porque de otra manera seguiríamos recluidos dentro de nuestros hogares y no podríamos salir a la calle para nada y ahora todos podemos ser autosuficientes, trabajar, pasear, divertirnos”, asegura Octavio Vázquez.

Cada parabús cuenta con rampas para acceso a discapacitados, sistema braille de información, una barra de apoyo isquiático para personas de movilidad reducida y bancas de descanso de acero inoxidable. Cada unidad tiene capacidad total para 130 pasajeros, 86 sentados y 44 de pie, la parte alta cuenta con 57 lugares. En el segundo nivel no pueden viajar pasajeros de pie.

Cada autobús está equipado con sistema de radio comunicación y con 8 cámaras de seguridad con interconexión en tiempo real al centro de atención de emergencias C-5.

“Por medio de esta cámara me doy cuenta cuanta gente sube y que no estén paradas en la parte de arriba”.

Desde el pasado miércoles iniciaron las pruebas pre operativas en 12 de las 31 estaciones.

Con información de Marco Antonio Sánchez

MLV