Las teorías de Stephen Hawking revolucionaron la manera de entender el universo

Las teorías de Stephen Hawking revolucionaron la manera de entender el universo

El físico británico Stephen Hawking, reconocido mundialmente por sus estudios sobre agujeros negros, asiste a una conferencia de prensa en Nueva York. (Getty Images)

De acuerdo con expertos médicos, Stephen Hawking debería haber sucumbido a su enfermedad motoneuronal alrededor de 1965.

Pero el físico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico, era un joven que no estaba dispuesto a dejarse vencer y vivió más de 50 años, y lo más importante es lo que consiguió en ese tiempo.

En Cambridge, donde estudió su posgrado, se abrió un libro de condolencias que se espera sea firmado por miles en los próximos días.

Ahí en Cambridge en donde Hawking tenía su oficina había colocado en su puerta uno de sus pensamientos más famosos: “Recordemos ver siempre hacia las estrellas y no abajo hacia nuestros pies”, y termina con dos palabras: “Seamos curiosos”.

En cuanto a su funeral o lugar de eterno descanso, esto no ha sido confirmado, pero se especula que podría ser enterrado en el cementerio conocido por muchos como el “más inteligente del país” por la cantidad de genios que ahí descansan.

En una esquina de Cambridge hay filósofos, poetas, ingenieros, biólogos, astrónomos y tres ganadores del Premio Nobel.

Con sus teorías Hawking consiguió revolucionar nuestra manera de entender el universo y gracias a él millones se interesaron en la ciencia, sobre todo los jóvenes.

Apareciendo en series como “Los Simpson” y “La Teoría del Big Bang”, todo a pesar de ser cuadrapléjico, estar en una silla de ruedas y hablar a través de un sintetizador.

Stephen Hawking, astrofísico y cosmólogo británico, expresó: “Tengo una enfermedad motoneuronal, una enfermedad progresiva que va reduciendo mi capacidad de movimiento. Pero eso no afecta mi capacidad para sentir o pensar o por lo menos, eso creo”.

En 1965, Hawking se casa con Jane Wilde y tienen tres hijos, aunque debido a la presión de la fama y su enfermedad se separan en 1991.

Fama que fue cimentada gracias a su libro “Breve Historia del Tiempo: del Big Bang a los Agujeros Negros”, publicado en 1988, y que ha vendido más de 10 millones de copias en todo el mundo.

En total, Hawking escribió o ayudó a escribir 18 libros; los reconocimientos no se hicieron esperar: doctorados honoris causa, la Orden del Imperio Británico o el premio Príncipe de Asturias entre otros.

Además, Hawking siempre habló de otros temas, desde la eutanasia hasta el futuro de la humanidad o la posibilidad de un contacto con seres extraterrestres.

Con la película “La Teoría del Todo” su historia fue llevada a la pantalla grande; el protagonista Eddie Redmayne ganó el Óscar al encarnar a Hawking.

De inmediato, al saber de su muerte, figuras como Barack Obama y cientos de políticos en el Parlamento de Londres le rindieron tributo.

Theresa May, primera ministra británica, expresó: “Las extraordinarias contribuciones del profesor Hawking a la ciencia y a nuestro conocimiento del universo hablan por sí mismas. Como han dicho sus hijos: ‘su valor y perseverancia, junto con su genio y su sentido del humor han inspirado a gente de todo el mundo’”.

El mexicano Carlos Frenk, que ha dedicado 40 años de su vida a resolver los misterios de universo, y que conoció a Hawking desde 1976 en la Universidad de Cambridge dijo: “Creo que fue un extraordinario comunicador, pero también fue, desde mi punto de vista como físico, un científico que contribuyó de manera muy profunda a la manera como entendemos los hoyos negros. Los fenómenos cuánticos y a la manera como nuestro universo es lo que es. Así que es un hombre que contribuyó en muchas áreas del conocimiento, sus aportes durarán por muchos años y físicos de las generaciones futuras construirán sobre los cimientos que él puso”.

Hawking nació el 8 de enero de 1942 en Oxford, en el aniversario número 300 de otro gran pensador Galileo Galilei y muere el 14 de marzo, el día del cumpleaños de Albert Einstein y del número Pi.

Con información de Horacio Rocha Staines.
RAMG

CARGANDO...