La preferencia a AMLO en las encuestas; análisis en ‘Estrictamente Personal’

Francisco Abundis, Jorge Buendía, Rafael Cardona, Raymundo Riva Palacio, Roy Campos y Javier Márquez en 'Estrictamente personal'. (FOROtv)

Roy Campos, director de Consulta Mitofsky; Jorge Buendía, director de Buendía & Laredo; Javier Márquez, director de proyectos de Buendía & Laredo, y Francisco Abundis, director de Parametría, analizaron este miércoles en “Estrictamente Personal” las recientes encuestas rumbo a la elección del 1 de julio, específicamente la publicada por el periódico ‘Reforma’, que da 52% de intención de voto a Andrés Manuel López Obrador.

Roy Campos señaló que ha subido el padrón electoral casi 90 millones, que la participación va a subir y se espera que voten casi 60 millones, por lo que el 52% de intención de voto significaría que, de triunfar, se tendría al presidente más votado de la historia, es decir más de 30 millones de votos.

Jorge Buendía, director de Buendía & Laredo, señaló que se ve una consolidación del primer lugar, algo que hasta cierto punto es inédito pues quien inició en primer lugar en las encuestas siguió creciendo durante el periodo de campaña, mientras que el segundo y tercer lugar no se han movido mucho.

Agregó que la tendencia al alza ha sido sostenida por Andrés Manuel López Obrador. José Antonio Meade casi no se ha movido, desde el inicio de las encuestas, y Ricardo Anaya sí ha tenido un poco más de movimientos.

Francisco Abundis, director de Parametría, destacó que en su momento Enrique Peña Nieto llegó a tener mediciones como las que se tienen ahora, con 18 puntos de diferencia, pero cayendo, y eso estaba pasando ya en el mes de junio.

Francisco Abundis, director de Parametría. (FOROtv)

Raymundo Riva Palacio, conductor de “Estrictamente Personal”, preguntó si este dato del 52% a favor de López Obrador está reflejando la “fotografía real”, y Javier Márquez, director de proyectos de Buendía & Laredo, advirtió que el día de la elección se estará registrando una abstención del 35% y el resto de la población va a estar votando por algún partido.

Agregó que quizás en estos momentos estemos viendo una fotografía parecida al resultado final, es decir, un 35% de personas que dicen que no van a votar y el resto que lo van a hacer por alguna opción, pero lo cierto es que quizás la alegoría de la fotografía no es tan cierta porque parecería un “negativo un poco borroso”.

Márquez señaló que la preferencia efectiva es un buen predictor del resultado electoral, al menos históricamente.

Francisco Abundis intervino y dijo que en muchas elecciones locales, la diferencia en la preferencia bruta, independientemente del porcentaje, refleja mejor lo que termina pasando.

Respecto a las afirmaciones del equipo de campaña de Ricardo Anaya, que asegura la diferencia con López Obrador es de seis y siete puntos, Buendía señaló que sí existen algunas encuestas que están en esa brecha.

Sobre la encuesta que da más de 50 puntos al candidato de Juntos Haremos Historia, el director de Buendía & Laredo explicó que hay dos maneras de verse, una, que son votos a favor del candidato, y otra manera es que durante la campaña hay cosas que gustan a los ciudadanos de los candidatos, y otras que no les gustan.

Jorge Buendía, director de Buendía & Laredo. (FOROtv)

“No necesariamente es un voto a favor de López Obrador, es claro que es un voto de rechazo al PRI”, sentenció.

Roy Campos dijo que ninguna otra encuesta trae a López Obrador en el 50% de intención de voto y Abundis coincidió en que no hay muchos datos de esta naturaleza.

El director de Parametría añadió que tras la salida de Margarita Zavala, Ricardo Anaya debería haber subido en las encuestas.

Buendía aclaró que en la boleta va a seguir apareciendo Margarita y si los encuestadores utilizan la réplica de esta boleta entonces tendrán que mandar las intenciones de voto para ella a los “no registrados o a la no respuesta”.

Abundis señaló que otro dato es la imagen de López Obrador, y que en 2006 a estas alturas del proceso la campaña negativa había sido bastante eficaz y el candidato que tenía niveles de popularidad de hasta el 50% acabó en 10%. Explicó que hoy en día los niveles de popularidad del político tabasqueño están como cuando empezó la campaña en 2006.

Jorge Buendía dijo que en octubre o noviembre pasados, los positivos de López Obrador estaban entre 30 y 35%, y dos o tres meses después ya andaba en 49 o 50% de opinión positiva, porcentajes que se han mantenido estables.

Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, admitió que sí le preocupa que el día de la elección los datos no sean como lo dicen ahora las encuestas, porque siempre existe el riesgo de estar dejando de medir algo.

Roy Campos, director de Consulta Mitofsky. (FOROtv)

“Hay versiones de que por ahí hay un voto de vergüenza y el PRI puede estar subestimado porque hay vergüenza para decir PRI, o hay un voto de moda, está de moda decir ‘Andrés Manuel López Obrador’… no sabemos, los encuestadores levantamos y preguntamos”, dijo Campos.

No obstante, Jorge Buendía destacó que hay otros indicadores que hay que incorporar, pero dijo que el problema está en las personas que dicen que van a votar por un partido “por moda” o porque está en los medios, pero se analiza y hay muchas inconsistencias en las repuestas.

Roy Campos, director de Consulta Mitofsky, retomó el tema de la campaña de miedo y dimo que ésta funcionó hace seis años, pero hoy, 76% de los mexicanos viven con miedo en la colonia donde viven.

Para Francisco Abundis la campaña de miedo podría incluso estar beneficiando a López Obrador porque es una campaña ya vista, además de que hay una derrota de los spots de los opositores al líder de Morena.

Jorge Buendía, director de Buendía & Laredo, dijo que cuando a la gente se le pregunta qué es lo peor que podría pasarle a México, responde que es un mayor peligro que gane el PRI a que triunfe López Obrador, es decir hay un electorado que por la insatisfacción con el statu quo está dispuesto a tomar riesgos y además cambió la posición relativa de cada uno de los partidos o de los candidatos.

Sobre los mensajes de los líderes empresariales y cómo puedan incidir en el proceso, Javier Márquez, director de proyectos de Buendía & Laredo, señaló que es muy difícil medir ese tipo de impacto y se tienen que deducir quizá con algunas pistas.

Sobre la campaña de miedo contra López Obrador, Jorge Buendía dijo que existe una descoordinación y que todo mundo esperaba que fuera como en 2006, donde había una coordinación muy clara porque la opción contra el candidato era el aspirante oficial y tenías por un lado al presidente Vicente Fox y a todo el aparato de gobierno empujando y aquí ni siquiera porque el candidato oficial está en tercer lugar desde el inicio de la campaña y eso ha dificultado que el gobierno funcione como coordinador de dicha campaña negativa.

Respecto a la serie de encuestas extrañas, que no se sabe bien de dónde salen, pero que alteran el conocimiento y se utilizan políticamente, Roy Campos dijo que a las encuestadoras serias no les afecta pues éstas reportan sus resultados, aunque no se parezcan en nada a lo que dicen otros.

Advirtió que tal vez esta elección sea la peor para las encuestas porque los políticos las utilizaron para propaganda y no para investigación. Agregó que muchas encuestadoras ni siquiera tienen la tecnología y no saben nada de muestreo.

Javier Márquez, director de proyectos de Buendía & Laredo. (FOROtv)

El director de Consulta Mitofsky agregó que tal vez muchas de esas encuestadoras que decían “cosas raras” terminen por acoplarse a lo que dicen todas y entonces queden igual de bien o igual de mal.

Jorge Buendía manifestó que en Estados Unidos han aparecido nuevas técnicas de encuestas, pero éstas han desaparecido porque los medios son un filtro y en México los medios son parte del problema.

Francisco Abundis, director de Parametría, dijo que en Estados Unidos ya hay un cuestionamiento sobre las instituciones, sobre la estadística y sobre el gremio.

Buendía retomó el tema de los medios y dijo que éstos se convierten en parte del problema porque no hay un criterio para ver qué publican y qué no publican y en Estados Unidos sí hay criterio para ver qué tipo de encuesta sí se va a publicar.

Javier Márquez señaló que los medios en Estados Unidos sirven para filtrarle al lector qué encuestas puede consumir y en México, ante la falta de guías de los medios para tener encuestas serias hacen que el elector tenga acceso a todas y algunas son muy disonantes.

Buendía señaló que otro elemento importante es la academia, es decir quién interpreta las encuestas.

Con información de Estrictamente personal

AAE