La desaparición de Alondra y los casos de feminicidio que exigen justicia afuera de Palacio Nacional

Los feminicidios en México aumentaron 35% en junio y familiares de víctimas exigen justicia.

Afuera de Palacio Nacional se manifiestan familiares de víctimas de feminicidio. En junio, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los feminicidios aumentaron 35 por ciento, de 73 en abril y mayo a 99 en junio. Y respecto a junio del 2019, el incremento es de 30.2 por ciento.

Te recomendamos: AMLO: Estoy contra cualquier violencia hacia las mujeres

¿QUIÉNES SON ESTAS MUJERES?

La tarde del pasado 20 de junio, Alondra, de 16 años de edad salió de su casa en la comunidad de San Pedro Tlanixco, Estado de México, para comprar cosas para terminar su tarea.

“Le pidió permiso a su mamá para ir a la papelería. Sale de su casa, en el camino se topa con una amiga la invita a platicar con otros jóvenes de su edad; se queda Alondra con sus amigos y lo único sabemos es que se fue con alguien”, apuntó Malú García, abogada.

Al día siguiente, una joven con las características de Alondra fue hospitalizada en Tenango del Valle. Horas antes había sido localizada con heridas graves entre unas milpas. A su madre le costó reconocerla.

“Cuando ella ya se iba se detuvo, ella siente que una voz le decía veme bien. entonces ella voltea y levanta la sábana que cubría los pies, y al levantarla vio los pies de ella, vio el esmalte y los pudo reconocer; días antes ambas nos habíamos pintado las uñas del mismo color”, expuso Malú García, abogada de víctima de feminicidio.

Cinco días después, la joven murió por los fuertes golpes que tenía en todo el cuerpo.

La abogada de la familia forma parte del quienes mantienen un plantón desde hace 16 días frente a palacio nacional, para exigir al gobierno federal que investigue y de seguimiento con perspectiva de género los casos de feminicidios en el país, y que no se olviden casos de años anteriores como el de Diana Velázquez, quien desapareció en Chimalhuacán en julio de 2017.

“Ella trabajaba vendiendo dulces, se iba por las avenidas a ofrecer su mercancía, me decía mamá me está yendo muy bien, quiero comprarme una computadora para hacer mi preparatoria en línea. Diana era una chica muy muy amorosa conmigo. No me podría quedar en la casa a llorarle, allá fuera esta ese responsable”, recordó Lidia, madre de Diana, víctima de feminicidio.

Con información de Gloria Murata y Adrián Tinoco.

LLH