La cronología del caso que llevó a Lula a prisión

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil. (GettyImages, archivo)

Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil (GettyImages/Archivo)

El caso del ‘Tríplex de Guarujá’ es solo uno de los siete procesos judiciales que enfrenta el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y está enmarcado en la investigación Lava Jato a cargo del juez federal, Sérgio Moro.

Lula fue acusado de haber aceptado que la constructora OAS le remodelara un lujoso apartamento de tres pisos en Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, a cambio de favorecerla en sus contratos con la petrolera estatal, Petrobras.

Por ello, en enero de 2016, la Fiscalía de Sao Paulo citó por primera vez a Lula da Silva a declarar por el caso. Tres meses después, el 4 de marzo, fue obligado a declarar y la Policía registró su casa para confiscar documentación.

El 14 de septiembre de 2016, la Fiscalía de Paraná, a cargo de los procesos judiciales de la investigación ‘Lava Jato’, acusó formalmente a Lula.

Seis días después, el juez Sérgio Moro aceptó la denuncia contra Lula y abrió un juicio por corrupción en su contra.

El 10 de mayo de 2017, Lula declaró ante el juez Sérgio Moro en la ciudad de Curitiba y negó las acusaciones de corrupción en su contra. El interrogatorio se prolongó por cinco horas.

Aunque considero este proceso ilegítimo y la denuncia una farsa, estoy aquí en respeto a la ley y en respeto a nuestra Constitución, pero tengo muchas reservas en cuanto al comportamiento de los jueces de Lava Jato”, aseguró Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras el encuentro, Lula habló frente a cinco mil simpatizantes y reveló sus intenciones de postularse a la Presidencia de Brasil.

Estoy vivo y preparándome para volver a ser candidato a la Presidencia de este país”, señaló Lula da Silva.

El 12 de julio de 2017, el juez Sérgio Moro lo declaró culpable por corrupción pasiva y lavado de activos y lo condenó a nueve años y medio de cárcel en primera instancia; aunque el fallo permitía a Lula apelar en libertad.

En septiembre, Lula declaró nuevamente ante el juez Moro, lo hizo durante diez horas y diez minutos.

El 24 de enero de 2018, un tribunal de segunda instancia confirmó la sentencia contra Lula y la aumentó a 12 años y un mes. La corte abrió la puerta a que el expresidente fuera encarcelado tras el fallo de una segunda instancia judicial.

Un ser humano puede ser arrestado, Mandela estuvo en prisión 27 años, pero ni así su lucha disminuyó, él regresó y se convirtió en presidente de Sudáfrica”, declaró Lula.

El 6 de marzo de 2018, en plena campaña por la presidencia, llegó otro revés para Lula, el Superior Tribunal de Justicia rechazó un recurso extraordinario de su defensa que impedía su detención hasta que el caso fuera definitivamente cerrado en todas las instancias posibles.

Veinte días, después, el 26 de marzo la justicia rechazó los últimos recursos de la defensa, pero le otorgó un salvoconducto hasta el 4 de abril.

El 4 de abril, el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, emitió su fallo definitivo sobre el caso. Por seis votos a favor y cinco en contra decidió rechazar el recurso ‘habeas corpus’ promovido por la defensa de Lula para que pudiera permanecer en libertad.

Con todas las venias que presento a los señores ministros que votaron en el sentido de conceder la orden, yo me sumo al relator para también denegar la orden presentada”, explicó ministra Cármen Lúcia, presidenta del Supremo Tribunal Federal

El 5 de abril, menos de 24 horas después del fallo, el juez Sérgio Moro emitió una orden de prisión contra el expresidente. Le otorgó la posibilidad de entregarse en la sede de la Policía Federal de Curitiba de manera voluntaria con plazo hasta las 5 de la tarde del 6 de abril.

Luiz Inácio Lula da Silva no se entregó y decidió atrincherarse en la sede del Sindicato Metalúrgico de Sao Bernardo. Su defensa presentó una nueva petición para evitar su encarcelamiento, lo que amplió el plazo del arresto hasta el sábado 7 de abril.

También puedes leer: Lula pone fin a su resistencia y se entrega a la Policía

Con información de Ana María Islas

MAP

CARGANDO...