Kim Jong-un reaparece en reunión de emergencia ante la llegada del tifón Bavi a Corea del Norte

Kim instó a los trabajadores norcoreanos a "comprender la importancia del trabajo para prevenir el daño causado por el tifón".
FOTO: Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, reapareció en una reunión por la llegada del tifón Bavi. (EFE)

El líder norcoreano, Kim Jong-un, presidió una reunión de emergencia del buró político del Partido de los Trabajadores para tratar medidas que minimicen el daño que pueda provocar el tifón Bavi, que se espera que toque tierra en el sureste del país el próximo jueves.

Te recomendamos: Reaparece Kim Jong-un tras casi tres semanas de ausencia

En la reunión, celebrada el martes, también se discutieron modos de corregir los “defectos” del sistema nacional para combatir el coronavirus, según informó hoy la agencia estatal de noticias KCNA.

Kim instó a los trabajadores norcoreanos a “comprender la importancia del trabajo para prevenir el daño causado por el tifón”, según KCNA.

La surcoreana Administración Meteorológica de Corea (KMA) prevé que Bavi, calificado como “muy fuerte”, toque tierra en la madrugada del jueves en la costa meridional de la provincia de Hwanghae del Sur.

La llegada de la tormenta se produce después de que la península coreana haya vivido este verano el monzón más largo desde que hay registros.

El régimen del empobrecido país ha admitido que las insistentes lluvias estivales han dejado importantes daños en suelos agrícolas, viviendas e infraestructuras.

La reunión también sirvió para “evaluar a fondo algunos defectos en la labor estatal de emergencia antiepidémica a la hora de controlar las incursiones del virus maligno, y para estudiar medidas para corregir estos defectos con urgencia”, añadió la nota de la agencia de noticias norcoreana sin aportar más detalles al respecto.

Pionyang asegura haber detectado un solo posible caso de COVID-19 en su territorio en un desertor que regresó recientemente desde Corea del Sur.

Sin embargo, apenas ha informado al respecto ni compartido datos con la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que la mayoría de expertos dudan de la versión norcoreana y creen que el virus seguramente entró en el país hace tiempo a través de la frontera con China.

La reunión presidida por Kim, de la cual se han mostrado fotos e imágenes en televisión, llega también poco después de que varios tabloides occidentales informaran de que el líder norcoreano estaría en coma, al hacerse eco de un comentario especulativo lanzado por un excolaborador del fallecido presidente surcoreano Kim Dae-jung.

Con información de EFE.

LLH