Kevin Hart renuncia a conducir los Oscar tras polémica de tuits homofóbicos

Kevin Hart renuncia a conducir los Oscar tras polémica de tuits homofóbicos

Kevin Hart dijo que renunció a conducir los Oscar para no ser una distracción en una noche que debería ser una celebración. (Reuters)

Kevin Hart anunció su renuncia como anfitrión de los Oscar tras la polémica generada de unos tuits homófobos antiguos del comediante.

Hart publicó un tuit pidiendo disculpas a la comunidad LGBTQ por sus palabras en la madrugada del viernes.

El actor dijo que renunció a conducir los Oscar para no ser una distracción en una noche que debería ser una celebración.

La respuesta previa del cómico a las críticas por sus tuits no hizo sino avivar la tensión. El jueves, Hart escribió en Instagram que sus críticos deberían “dejar de ser negativos” tras la aparición de unos tuits en los que empleaba insultos homófobos. En el video que acompañaba a sus palabras, el comediante, que aparece sin camisa, dice que no va a “dejar que la locura me frustre”. Hart dijo además que “quiere a todo el mundo”.

GLAAD, un grupo encargado de monitorear la imagen que se ofrece de la comunidad LGBTQ en los medios, dijo que se puso en contacto con ABC, la televisora de los Oscar, con la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y con los managers de Hart para “discutir la retórica anti LGBTQ de Kevin”.

En un especial de comedia de 2010, Hart dijo “si puedo evitar que mi hijo sea gay, lo haré”.

La Academia anunció el martes que Hart sería el conductor de la 91ra ceremonia de los premios Oscar en febrero.

Esta decisión del actor llegó después de una polémica jornada en las redes sociales por unos mensajes suyos de entre 2009 y 2011 que volvieron a ver la luz.

“¡Acabo de ver al gay más grande de la historia! Este tipo parecía Hulk Hogan con tacones. ¡No puedo mentir, me asustó!”, escribió en uno.

En otro mensaje aseguraba que impediría a su hijo jugar con casas de muñecas porque “eso es gay”.

Los usuarios de las redes sociales también recuperaron otros tuits en los que Hart utilizaba insultos como “maricón” para referirse a personas homosexuales.

El actor reaccionó primero con dos vídeos en Instagram en los que no pedía disculpas y aseguraba que el mundo está yendo “más allá” de la locura.

“Chicos, tengo casi cuarenta años. Si no creéis que la gente cambia, crece y evoluciona cuando se hace mayor, no sé que deciros”, apuntó el actor en el primer vídeo.

“Si queréis colocar a la gente en una posición en la que siempre tenga que justificar o explicar su pasado, hacedlo. Pero soy el tipo equivocado”, añadió.

Posteriormente, el actor publicó otro clip en Instagram, en el que aseguraba haber recibido una llamada de la Academia de Hollywood, que cada año organiza los Oscar, sugiriéndole que se disculpara o si no “tendrían que buscar a otro presentador”.

Hart optó, en principio, por no hacerlo.

“He hablado de esto varias veces. No es la primera vez que aparece (…). He dicho lo que estuvo bien y lo que estuvo mal. He dicho quién soy ahora frente a quien era entonces”, explicó al señalar que no va a volver de nuevo al pasado.

“La misma energía que se fue para encontrar esos viejos tuits se podría haber puesto en encontrar la respuesta a esas preguntas que me han preguntado año tras año (…). Alimentamos a los ‘trolls’ de internet y les premiamos. No voy a hacerlo. Voy a ser yo”, dijo, horas antes de que en Twitter anunciara, finalmente, que no presentará los Oscar

Con información de AP y EFE.

LLH

CARGANDO...