Justin Trudeau causa sensación al visitar el Templo Dorado en India

Justin Trudeau causa sensación al visitar el Templo Dorado en India

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, saluda a la gente durante su visita al santuario sij sagrado del templo dorado en Amritsar, India (Reuters)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, visitó en el noroeste de India el Templo Dorado, el lugar más sagrado para la religión sij, entre una gran expectación mediática por el supuesto apoyo que grupos secesionistas que operan en la región reciben de la diáspora de esta minoría en Canadá.

Trudeau, su esposa y sus tres hijos recorrieron el Templo Dorado, situado en la localidad de Amritsar, en el estado de Punjab, ataviados con pañuelos azafrán en sus cabezas como manda la tradición y estuvieron acompañados, entre otros, por el sij de origen indio Harjit Sajjan, ministro de Defensa de Canadá.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau, su esposa Sophie Gregoire, su hija Ella Grace y su hijo Xavier posan para los fotógrafos durante su visita al santuario sij sagrado del templo dorado en Amritsar, India (Reuters)

El primer ministro canadiense Justin Trudeau, su esposa Sophie Gregoire, su hija Ella Grace y su hijo Xavier posan para los fotógrafos durante su visita al santuario sij sagrado del templo dorado en Amritsar, India (Reuters)

El subcomisario de Policía de Amritsar, Amrik Singh, explicó que desplegaron en la ciudad alrededor de 1, 500 policías para garantizar la seguridad de la delegación canadiense.

En Punjab, el principal bastión del sijismo, una minoría que cuenta con unos 20 millones de fieles en India y una diáspora de otros 5 millones de personas, operan grupos radicales sijs que ansían el estado independiente de Khalistan (“tierra de los puros”).

El encuentro más esperado fue el de Trudeau con el jefe de Gobierno de Punjab, Amarinder Singh, al que el año pasado rechazaron
el visado para viajar a Canadá y que llegó a mostrar abiertamente su rechazo a los ministros “khalistanis” del gabinete canadiense.

Singh recibió de manera afectuosa a Trudeau con un prolongado apretón de manos, mientras que el saludo al ministro de Defensa fue
bastante más breve, según mostraron las imágenes difundidas por varios medios de comunicación indios.

Leer más: Trudeau visita el Taj Mahal durante gira de una semana en India

“Saqué el tema de Khalistan porque es importante. A Punjab llega dinero desde varios países, incluido Canadá, para generar alboroto.

El primer ministro es muy consciente de esto y me dijo que lo iba a estudiar”, manifestó Singh en declaraciones a la agencia india ANI.

El jefe de Gobierno de Punjab aseguró que Trudeau, que llegó el domingo y permanecerá en el país casi una semana, dijo que creía en una “India unida”.

Cerca de un centenar de miembros de organizaciones sijs que aspiran a un Khalistan independiente recibieron cerca del aeropuerto a Trudeau con carteles de apoyo.

Entre las organizaciones presentes estaba el partido regional Shiromani Akali Dal, cuyo jefe en Amritsar, Navdeep Singh, manifestó que están “orgullosos y felices” por esta visita.

“Tener un país independiente es un derecho de nacimiento de todo sij y todos nosotros tenemos el derecho de reclamarlo democráticamente”, opinó Singh.

Punjab, ya más calmado hoy en día, fue escenario de un violento levantamiento armado que causó 25 mil muertos entre los años 1981 y 1995, siguiendo la demanda de los radicales sijs para crear el Khalistan.

La crisis en el Punjab vivió su momento álgido en junio de 1984, con la entrada a sangre y fuego del Ejército indio en el sagrado Templo Dorado donde se habían atrincherado cientos de independentistas armados, y que acabó con más de 500 muertos.

Con información de EFE

HVI

CARGANDO...