Jugadores de los Bucks se niegan a jugar Playoffs de la NBA tras ataque contra Jacob Blake

Los 3 partidos de esta jornada en la NBA han sido boicoteados por sus jugadores, los enfrentamientos Bucks vs Magic, Thunder vs Rockets y LA Lakers vs Blazers no se jugarán

Los jugadores de los Milwaukee Bucks se negaron a jugar el partido de este miércoles contra los Orlando Magic de los playoffs de la NBA en protesta por el ataque policial contra el afroestadounidense Jacob Blake, reportaron medios.

Te recomendamos:  Video: Policía dispara siete veces contra afroamericano en Wisconsin

   “Los Milwaukee Bucks han decidido boicotear el quinto juego” de la serie de primera ronda contra los Magic, dijo el reputado periodista Adrian Wojnarowski, de la cadena ESPN.

“Los jugadores de los Bucks tomaron esta decisión tras el tiroteo contra Jacob Blake en Wisconsin, decidiendo finalmente que no saldrían del vestuario para el inicio del quinto juego contra Orlando”, agregó.

“Estamos hartos de los asesinatos y la injusticia”, dijo el base de los Bucks, George Hill, al medio The Undefeated.
Por el momento la NBA no ha dado información oficial sobre el estado del partido.

Según Shams Charania, del medio digital The Athletic, los jugadores de los Magic querían jugar el partido.

La cancha del complejo deportivo de Disney World se encontraba prácticamente vacía a la hora en la que debía comenzar el quinto partido de la serie, que dominan los Bucks por 3-1.

Los jugadores de los Bucks, cuya estrella es el griego Giannis Antetokounmpo, actual Jugador Más Valioso (MVP) de la NBA, no se encontraban en la pista en los preliminares del juego mientras que los de los Magic se retiraron al vestuario tres minutos antes del inicio.

En las últimas horas jugadores de otros equipos, como los Toronto Raptors y los Boston Celtics, habían dicho que estaban estudiando no jugar su siguiente partido en protesta por el ataque policial del domingo contra el afroestadounidense Jacob Blake, que reavivó las protestas contra el racismo en Estados Unidos.

La indignación se desencadenó el lunes en Disney World, sede única del final de temporada de la NBA, con la difusión del vídeo en el que se muestra a Blake perseguido por dos policías de Kenosha (Wisconsin) que lo balean a quemarropa cuando entraba a su auto ante la mirada de sus tres hijos.

Con información de afp

HAVJ