POLíTICA

José Luis Vargas presentará controversia ante la SCJN tras su destitución

Vargas Valdez buscará que la Suprema Corte de Justicia de la Nación sea quien se pronuncie sobre la legalidad de los actos derivados en su remoción como presidente del TEPJF

José Luis Vargas, quien el miércoles 4 de agosto del 2021 fue destituido como presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, dio a conocer que presentará una controversia ante la Corte por no estar de acuerdo con la decisión adoptada sobre su caso.

Te recomendamos: Reyes Rodríguez, nuevo presidente del TEPJF, agradece a magistrados su ‘confianza’

A través de una tarjeta informativa, compartida en la cuenta de Twitter del TEPJF, se detalló la postura del magistrado, quien argumenta que no puede ser removido de su cargo.

“El presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Luis Vargas Valdez, presentará ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia dentro del Poder Judicial de la Federación con base en el artículo 11, fracción 17 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación sea quien se pronuncie sobre la legalidad de los actos derivados hoy.

Artículo 11 fracción 17 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación:
Conocer y dirimir cualquier controversia que surja entre las Salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y las que se susciten dentro del Poder Judicial de la Federación con motivo de la interpretación y aplicación e los artículos 94, 97, 100 y 101 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los preceptos correspondientes de esta Ley Orgánica”, se lee en la tarjeta informativa.

¿Qué sucedió en el Tribunal?

En un hecho histórico, cinco de siete magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación removieron del cargo al magistrado presidente José Luis Vargas Valdez y nombraron al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón como nuevo presidente del máximo tribunal electoral del país.

Durante una sesión a distancia, de manera sorpresiva, el magistrado Felipe de la Mata pidió que se incluyera un punto de acuerdo para analizar el desempeño del presidente José Luis Vargas Valdez.

“Le solicito someter amablemente a los integrantes del Pleno, en esta misma sesión pública, el punto relativo al análisis de las funciones y desempeño de la Presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, dijo Felipe de la Mota

La mayoría de los magistrados estuvo a favor.

El magistrado presidente aseguró que se trataba de un golpe de Estado.

“Les quiero pedir que estén a la altura de su investidura constitucional, que no estén intentando o provocando un golpe de Estado. Actualmente les digo no está en mi intención renunciar / estarían ustedes, como ya lo dijo la magistrada Soto, obstruyendo la justicia electoral y déjenme recordarles que eso constituye un delito”, aseveró Vargas Valdez.

Después de varias intervenciones, el magistrado presidente suspendió la sesión.

Más tarde, en su cuenta de Twitter, la magistrada Janine Otalora convocó a reanudar la sesión: “Les comparto la convocatoria por la que, en mi calidad de presidenta por ministerio de ley, se reanuda la sesión pública virtual”.

A las 4 de la tarde con 15 minutos se reanudó la sesión a distancia.

No estaban la magistrada Mónica Soto, ni el magistrado Vargas Valdez.

El magistrado Felipe de la Mata pidió una moción de censura.

“Quiero que este tribunal sea creíble para los miles de mexicanos / es que, claramente, me parece que su desempeño como presidente de este tribunal debe ser motivo de censura”, dijo de la Mata.

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón propuso la remoción del magistrado presidente Vargas.

Después, votaron para elegir a un nuevo magistrado presidente.

Por mayoría de los 5 magistrados presentes, Reyes Rodríguez Mondragón asumió el cargo.

Poco después de las 6 de la tarde, el magistrado José Luis Vargas Valdez respondió en un mensaje.

“Lo sucedido constituye una ruptura constitucional, ilegal. Los albazos no son la forma en cómo, en una democracia constitucional se solventan las diferencias. La sesión que se llevó a cabo hace unos minutos, mediante una plataforma diversa a la institucional y a la cual Mónica Soto Fregoso y yo, no participamos es nula de pleno derecho”, argumentó.

El magistrado dijo que su cargo es por un periodo fijo de cuatro años y que no existe la figura de revocación o destitución y citó al resto de los magistrados a una sesión para este jueves.

Con información del TEPJF y Mario Torres