Joe Biden vaticina que Estados Unidos superará en febrero los 500 mil muertos por COVID

El actual mandatario reconoció que la situación de salud en el país seguirá empeorando antes de mejorar
Joe Biden asegura que la situación con el COVID-19 empeorará antes de mejorar (Getty Images)

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, alertó, el jueves 21 de enero de 2021, de que la cifra de muertos por COVID-19 en su país superará probablemente los 500 mil en febrero, y reconoció que le llevará meses “darle la vuelta” a la estrategia encarada por su predecesor, Donald Trump.

Te recomendamos: Turistas deberán hacer cuarentena al llegar a Estados Unidos, anuncia Biden

El mandatario se pronunción sobre este tema durante un acto celebrado en la Casa Blanca, en donde firmó una decena de medidas y decretos para acelerar la respuesta a la pandemia.

“Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar. La cifra de muertos probablemente superará los 500 mil el mes que viene. Nos va a llevar meses darle la vuelta a esta situación”, dijo Biden.

Estados Unidos rebasó el pasado martes la barrera de los 400 mil  fallecimientos por el COVID-19 y ha sumado otros 8 mil decesos en las 48 horas siguientes, hasta sobrepasar los 408 mil, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, Estados Unidos superará el medio millón de muertos el día 19 de febrero y empezará marzo con más de 521 mil fallecidos por la enfermedad.

“A lo largo del último año, no pudimos apoyarnos en el Gobierno Federal para que actuaran con la urgencia, la concentración y la coordinación que necesitamos, y hemos visto el coste trágico de ese fracaso”, opinó Biden.

El nuevo mandatario anunció una nueva estrategia para hacer frente a la pandemia como si fuera una “guerra”, que incluye medidas para acelerar el ritmo de vacunación, una campaña cuya implementación describió como “un fracaso deplorable”.

Entre otras medidas, Biden firmó un decreto que confirma que Estados Unidos exigirá a quienes entren al país desde el extranjero hacerse una prueba de COVID-19 antes de volar, y hacer cuarentena después. El primero de esos requisitos ya lo anunciaron la semana pasada los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Otra de sus medidas ordena el uso de mascarillas en aeropuertos y en la mayoría de aviones, trenes, barcos y autobuses de media y larga distancia, algo que su predecesor, Donald Trump, se negó a hacer.

Biden también mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de máscaras, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

Con información de EFE

JPG