Bolsonaro insinúa que ONGs provocan incendios en la Amazonía

El Instituto Nacional para la Investigación Espacial informó que este año ha habido una cantidad récord de incendios forestales en Brasil: 74 mil 155

Foto: Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Reuters

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Reuters

El presidente Jair Bolsonaro insinuó este miércoles que ONGs podrían estar provocando incendios forestales en la Amazonía brasileña para hacerlo ver mal.

Te recomendamos: Satélites de la NASA muestran incendio que arrasa la Amazonía brasileña

El Instituto Nacional para la Investigación Espacial, la agencia federal que monitorea la deforestación y los incendios forestales, informó que este año ha habido una cantidad récord de incendios forestales en Brasil: 74 mil 155 hasta el martes. Eso es un incremento de 84% en comparación al mismo período del año pasado. Bolsonaro asumió la presidencia el 1 de enero.

“Quizás –y no lo estoy afirmando– estas (personas de las ONG) están llevando a cabo acciones criminales para atraer la atención en mi contra, contra el gobierno de Brasil”, dijo Bolsonaro en un video publicado en su cuenta de Facebook.

Cuando los reporteros le preguntaron su tenían alguna evidencia, el presidente respondió que no tenía ninguna.

“Hay una guerra en el mundo contra Brasil, una guerra de información”, declaró.

Este mes, el director del INIE fue orillado a dejar su cargo después de refutar las acusaciones del presidente acerca de que los datos sobre deforestación habían sido manipulados para manchar la imagen de su gobierno.

Los estados que han sido más afectados este año son Mato Grosso, Pará y Amazonas –todos en la región amazónica– y representan el 41,7% de todos los incendios.

“Es muy difícil que haya incendios naturales en el Amazonas; sí los hay, pero la mayoría ocurren debido a la mano del hombre”, dijo Paulo Moutinho, cofundador del Instituto de Estudios Ambientales de la Amazonia.

Moutinho, quien ha estado trabajando en la selva amazónica durante casi tres décadas, dijo que los incendios son mayormente usados para limpiar vastas áreas de terreno para el cultivo o la tala.

Los incendios pueden salirse fácilmente de control –especialmente en temporada de estiaje—y expandirse a zonas boscosas protegidas.

Este año, la escasez de lluvia en el Amazonas no ha sido grave, dijo Moutinho.

“Tenemos suerte. Si hubiéramos tenido sequías como las de los últimos cuatro años, esto podría ser peor”, dijo.

Bolsonaro, quien una vez amenazó con retirar a Brasil del Acuerdo Climático de París, ha atacado repetidamente a las organizaciones ambientales, a las que ve como obstáculos para su plan de aprovechar todo el potencial económico del país, incluso las zonas protegidas.

La comunidad internacional también ha presionado al gobierno brasileño para que proteja la vasta selva amazónica de la tala y la minería ilegal. El boque tropical del Amazonas es conocido como el pulmón del planeta porque absorbe una gran cantidad de dióxido de carbono de la atmósfera.

Citando la aparente falta de compromiso de Brasil para combatir la deforestación, Alemania y Noruega han decidido retener más de 60 millones de dólares en fondos asignados a proyectos de sostenibilidad en la selva brasileña.

Pero expertos dicen que Brasil y especialmente los agricultores podrían ser las primeras víctimas de la excesiva deforestación, que podría afectar el clima regional, elevando las temperaturas y disminuyendo las lluvias.

Amazonía lleva 16 días incendiándose y nadie hace nada, alertan usuarios de Twitter

Con información de AP.

FJMM

CARGANDO...