Italia decreta uso obligatorio de cubrebocas por pandemia de COVID-19

Esta medida ya se practicaba en regiones como Lacio, cuya capital es Roma, Campania, Basilicata y Calabria, y ahora se extiende a todo el país, bajo multas de hasta mil euros
El jefe de gobierno italiano, Giuseppe Conte, adelantó que va a imponer el toque de queda nocturno a nivel nacional para frenar la propagación del COVID-19. (Foto: EFE)

El Consejo de Ministros de Italia aprobó un decreto por el que obliga a todos los ciudadanos a que lleven cubrebocas siempre, también al aire libre, algo que ya se aplicaba en algunas regiones, y alargó el estado de emergencia al 31 de enero de 2021.

Te recomendamos: Italia estima un rebrote de COVID-19; registra mil 458 contagios

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, explicó en rueda de prensa que la decisión se debe a un reciente aumento del número de contagios por coronavirus, que en los últimos días se registraron 2 mil 600 de media y que este miércoles llegó a casi los 3 mil 700, el peor dato desde mediados de abril.

El decreto, que será publicado mañana en la gaceta oficial y entrará ya en vigor, prorroga las actuales normas de prevención de contagios, que estaban en vigencia hasta el 15 de octubre, e incluye esta novedad respecto a las mascarillas.

El Ministerio de Sanidad italiano explicó que será obligatorio usar el cubrebocas “en todos los lugares al aire libre, excepto en los casos en que, por las características de los espacios o las circunstancias, se garantice la condición de aislamiento de personas que no conviven”.

Esta medida ya se practicaba en regiones como Lacio, cuya capital es Roma, Campania, Basilicata y Calabria, y ahora se extiende a todo el país, bajo multas de hasta mil euros.

“Las mascarillas habrá que llevarlas siempre, excepto cuando uno se encuentre en una situación de absoluta soledad, por ejemplo si vive aislado en la montaña. En el resto de los castos habrá que llevarla y ponérsela”, subrayó el primer ministro italiano.

Hay excepciones, los niños de hasta 6 años no tendrán que llevarla, tampoco las personas con patologías o discapacidades incompatibles con el uso de las mascarillas o durante la realización de actividades deportivas.

Conte indicó que el Estado no interviene en la vida privada de la gente cuando está en sus casas, pero sí recomienda que lleven cubrebocas también cuando haya reuniones con familiares que no conviven bajo el mismo techo.

“Hacemos una fuerte recomendación para que se adopten comportamientos adecuados, también en las reuniones familiares”, donde “los contagios son más habituales”, apuntó.

El primer ministro apeló a la responsabilidad de los ciudadanos para que el país controle la curva de transmisiones y se eviten medidas más drásticas que “impactarían en el tejido productivo y económico” del país, profundizando en la crisis económica ya generada por la pandemia.

El decreto del Consejo de Ministros amplía además el estado de emergencia al 31 de enero de 2021, una decisión que busca permitir al Gobierno que afronte con rapidez gracias a decretos urgentes cualquier medida necesaria en estos momentos de pandemia.

Además, establece que las regiones podrán aplicar medidas más restrictivas dentro de sus competencias, pero en ningún caso suavizar las decididas ahora por el Gobierno, y si así lo quieren hacer tendrán que hablar antes con el Ministerio de Sanidad italiano.

Desde que comenzó la emergencia en el país el 21 de febrero, Italia suma 333 mil 940 casos totales de contagio y 36 mil 61 fallecidos.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, reconoció este miércoles que la situación “es grave y delicada” y que el país debe cumplir con las medidas de prevención para evitar que la curva de transmisiones se descontrole.

Con información de EFE
DGP