Policía retira cámaras de seguidores de Netanyahu en centros de votación

Foto: Elecciones en Israel, 9 de abril de 2019

Elecciones en Israel. (AP)

La Policía israelí retiró este martes más de mil cámaras que portaban interventores y observadores del partido Likud, del primer ministro Benjamin Netanyahu, en centros de votación de ciudades árabes en Israel.

La coalición Hadash-Taal, integrada por el partido comunista, partido de izquierdas y árabes, presentó una queja ante la Comisión Central Electoral tras encontrar dispositivos de grabación que los simpatizantes del Likud llevaban escondidos dentro de los colegios electorales de comunidades árabes.

La Policía intervino, tras recibir las quejas y con el fin de garantizar el derecho al voto secreto, y retiró las cámaras, que según el diario Haaretz ascendían a más de 1.200.

Preguntado por esta acción, Netanyahu defendió que las cámaras sirven para “garantizar el voto legítimo”.

Israel bombardea Gaza en respuesta a cohete sobre vivienda

El Comité Central Electoral de Israel prohíbe la grabación en los centros tanto de los electores como del proceso de votación, excepto a los periodistas acreditados, y consideró que se trata de una actividad “ilegal”.

Israel vivió hoy una jornada electoral tranquila y sin grandes incidentes, en la que los líderes de los principales partidos, el primer ministro Benjamín Netanyahu, del

Likud, y Beni Gantz, de la coalición Azul y Blanco, han convocado a sus equipos preocupados por la baja participación.

A lo largo de toda la jornada, Netanyahu estuvo animando a la participación y al voto a su partido y a media tarde anunció que se reunía de emergencia con su equipo tras detectarse una posible baja participación en varios puntos del país donde tradicionalmente ha recabado más votos, informaron medios locales.

Foto: Elecciones en Israel, 9 de abril de 2019
Judíos votan durante elecciones en Israel. (AP)

Elecciones en Israel. (AP)

El jefe de Gobierno se juntó con los miembros de su campaña en Jerusalén para buscar maneras de animar al electorado a votar en las últimas horas de unos comicios en los que se juega el cargo, en lo que está siendo un día festivo con buen tiempo que muchos israelíes han aprovechado para ir a la playa o salir de excursión.

Hasta las 18:00 hora local (15:00 GMT), la participación era del 52 %, un 2,6 % menos en comparación con las elecciones de 2015, informó la Comité Central Electoral.

En el sector árabe, a las 14:30 hora local (11:30 GMT) solo el 15 % del electorado (16 % del censo electoral) había ejercido su derecho a voto, informó el periódico “Haaretz” citando datos de la lista árabe Hadash-Taal.

“La baja participación en las ciudades árabes es una amenaza real para ambas listas (de mayoría árabe)”, declaró en Twitter el diputado Ahmad Tibi, de la coalición comunista y árabe, Hadash-Taal, que junto con Balad-Ram son las dos formaciones que representan a

esta minoría en Israel de palestinos que se quedaron después de la creación del Estado en 1948 y sus descendientes.

Gantz también se reunió con su equipo para tratar sobre las repercusiones de la participación, mientras su colega de coalición, Yair Lapid, segundo de Azul y Blanco, aseguró que la carrera está ajustada y pidió no hacer caso a las declaraciones del primer

ministro, que amenazó todo el día con “un gobierno de izquierdas con apoyo árabe” si esta lista triunfa.

El incidente más sonado hoy fue protagonizado por miembros del Likud, que fueron descubiertos con cámaras ocultas dentro de centros de votación de ciudades árabes israelíes. La Policía israelí tuvo que intervenir y retirar hasta 1.200 cámaras, y el Comité Central Electoral calificó la acción de “ilegal”.

Este comité denunció también la desaparición de papeletas en varios colegios, y miembros de la coalición Azul y Blanco afirmaron que las suyas habían sido dañadas y garabateadas por detrás en algunos centros, lo que las convertiría en voto inválido si eran

utilizadas.

Algunas personas con discapacidad visual pudieron votar por primera vez sin acompañante gracias a una aplicación de la empresa israelí OrCam, que funcionó en modo de prueba en doce centros.

Uno de los primeros dirigentes en votar fue esta mañana el presidente, Reuvén Rivlin, que depositó su papeleta por primera vez en medio siglo solo, sin su mujer Nechama, hospitalizada desde hace una semana por complicaciones tras un trasplante de pulmón.

Gantz apeló en las redes sociales al voto de los indecisos y resaltó: “Uno de cada cinco votantes aún se está debatiendo. Estamos a menos de dos asientos de la victoria. Es posible y sucederá hoy, y solo gracias a ti”.

Tamar Zandberg, cabeza de lista de la formación izquierdista Meretz, expresó su preocupación por los datos arrojados en los últimos sondeos, que indican que puede quedarse sin escaños: “Admito que estoy preocupada esta mañana. Meretz está en peligro”, reconoció.

A las 22.00 hora local (19.00 GMT) cerraron los colegios, se publicarán las encuestas a pie de urna y una hora más tarde saldrán los primeros resultados con voto escrutado, pero no se esperan resultados finales hasta bien entrada la madrugada.

Estas elecciones han sido planteadas como un plebiscito para Netanyahu, que busca un quinto mandato, el cuarto consecutivo, pero que corre el riesgo de ceder a Gantz el puesto de candidato más votado.

CARGANDO...