Isaac Hernández da clase virtual de ballet gratis

Desde su casa en Londres, el bailarín mexicano Isaac Hernández explicó los pasos básicos del ballet
Isaac Hernández, bailarín mexicano. (Cuartoscuro.com)

Una de las figuras mexicanas más importantes en la escena dancística mundial, Isaac Hernández, ofreció este viernes una clase virtual de  ballet gratis, donde explicó el entrenamiento de un bailarín profesional y compartir las mecánicas y principios básicos de movimiento.

Te recomendamos: Transmiten ‘Romeo y Julieta’ protagonizado por el mexicano Isaac Hernández

Más de 10 mil personas siguieron la clase virtual de ballet de Isaac Hernández, el integrante del English National Ballet (ENB), impartió desde su casa en Londres, en la cual habló sobre la importancia de la preparación del bailarín para llegar al escenario en la mejor forma posible, lo que se logra entrenando todos los días y siendo muy consciente de cada movimiento.

“El entrenamiento de ballet es como armar un rompecabezas, estás armando tu cuerpo; por ejemplo, para poder hacer una pirouette necesitas saber hacer un tendu; en el momento en el que no haces clase es como si agarraras una pieza y la hicieras pedacitos, al día siguiente hay que volver a empezar”.

La clase virtual -de casi dos horas de duración- comenzó con estiramientos y elongando los músculos de sus piernas y su torso, algo que consideró fundamental para prevenir lesiones y lograr posiciones básicas como el en dehors o grand écart (estiramiento o apertura de piernas para lograr un ángulo de 180 grados).

En un piso flotante y una barra dispuesta en la cocina de su casa, explicó cada una de estas posiciones y ejecuciones que son la base del movimiento, para luego desplazarse en el escenario. Aclaró la mecánica de ejercicios como plié, tendu, rond de jambe, fondu, relevé, cambré, y développé, entre otros.

“Para el ballet no sólo se necesita un tipo de fuerza, debemos ser dinámicos, necesitamos resistencia y potencia, a lo largo de una clase profesional o de formación se deben de trabajar diferentes ritmos y diferentes tiempos. Hay que ser muy exigentes en cada uno de los ejercicios que hacemos en la barra, aunque sea calentamiento se tiene que hacer con esa intención, sudas increíblemente, pero construyes todos los días.

Isaac Hernánde: Compartir una pasión

El bailarín alternó los ejercicios con explicaciones claras sobre la ejecución y la relación de cada movimiento: “Las posiciones básicas del ballet son seis: la primera posición es una línea recta, la idea es que si lo ves de lado las costillas no pueden estar salidas, la espalda no puede estar arqueada, lo primero que hay que hacer es cerrar esta parte del torso y mantenerla activa durante todo el tiempo.

“El ballet clásico en su canon tiene una estructura más cuadrada, pero hay acentos que son afuera, pasos que forman cierta estructura muscular, que te dan agilidad, te hacen un poco más brillante y otras que desarrollan potencia; a mí en lo particular me gusta mezclar todo y tener la libertad y el conocimiento para jugar con la música.

El reconocido con el premio Benois de la Danse y considerado como una de las personalidades más influyentes en Londres, señaló que la pelea más larga y difícil que enfrenta un bailarín son las limitaciones de su propio cuerpo, pues dedica la mayor parte de su vida a estar frente a un espejo, adaptándose a sus posibilidades y buscando la manera en la que funcione mejor.

“Yo entiendo que hay días en los que no se puede hacer una clase con la misma dinámica y la misma fuerza, porque tu cuerpo se va desgastando, está cansado o necesita tiempo de recuperación, es importante aprender a escucharlo, pero hay que saber identificar entre ser prudente y ser flojo.

Ante las preguntas de los internautas, compartió que el ballet no sólo se debe hacer para tener una carrera internacional, pues si es algo que “te apasiona y hace feliz debes darte la oportunidad”, además de ser un ejercicio muy completo, donde se utiliza absolutamente todos los músculos y se ejercita la fuerza de voluntad, lo que hace que las personas se conozcan e impulse sus límites para no dejarse caer.

“Espero que esta clase les haya despertado algo de curiosidad y la próxima vez que vean ballet, ya sea en video o en vivo, puedan apreciar un poquito más las tecnicidades, aunque obviamente un gran bailarín no te permite ver lo que le cuesta trabajo o si está cansado”, concluyó.

Con información de Notimex.

Rar