Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Irán y el uranio enriquecido para diferentes fines

El acuerdo nuclear le prohíbe al gobierno de Irán el enriquecimiento de uranio para evitar el desarrollo de armas nucleares
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Un técnico iraní trabaja en la Instalación de conversión de uranio a las afueras de la ciudad de Isfahan. (AP/archivo)

El 14 de julio de 2015 seis potencias internacionales firmaron con Irán el Programa Integral de Acción Conjunta, mejor conocido como “acuerdo nuclear”.

Te recomendamos: Irán eleva el nivel de su uranio enriquecido al 4.5 por ciento

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, declaró el 14 de julio de 2015 lo siguiente: “Hoy, al cabo de dos años de negociaciones, Estados Unidos junto con nuestros socios internacionales ha logrado algo que no lograron décadas de animosidad: un acuerdo integral de largo plazo con Irán que le impedirá obtener un arma nuclear”.

El objetivo del acuerdo era impedir que el gobierno iraní desarrollara armas nucleares, pero ante las sanciones impuestas por Donald Trump, Teherán decidió reducir sus compromisos con el acuerdo y las medidas que anunció encendieron las alarmas de la comunidad internacional.

El acuerdo estipulaba que Irán no podía tener más de 300 kilos de uranio enriquecido al 3.67%, pero el 1 de junio el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó que Teherán tenía un excedente de 2 kilos en sus reservas de uranio permitidas, lo que constituyó la primera violación iraní al acuerdo.

La instalación nuclear de agua pesada cerca de Arak, al suroeste de Teherán, Irán. (AP/archivo)

¿Qué es el uranio?

El uranio es el elemento químico con el mayor peso atómico que existe en la naturaleza, está integrado por dos isótopos.

Enriquecerlo consiste en separar el uranio 238, más pesado del uranio 235, más ligero mediante un proceso de centrifugado. El material enriquecido puede ser utilizado para diferentes fines, uno de ellos construir una bomba atómica.

Expertos señalan que es necesario el equivalente a una tonelada de este material para obtener 25 kilos de uranio lo suficientemente puro para fabricar un arma nuclear, algo que tanto Estados Unidos como Israel aseguran que nunca permitirán.

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, declaró: “Seguiremos oponiéndonos a la influencia maligna de Irán, continuaremos ejerciendo presión sobre su economía y al mando del presidente Donald Trump, Estados Unidos nunca permitirá que Irán obtenga un arma nuclear”.

El 8 de junio el organismo encargado de supervisar que la república islámica cumpla con lo establecido, aseguró que Irán comenzó a enriquecer uranio por arriba del 3.67%, funcionarios iraníes señalaron que llegarán al 5%, nivel suficiente para alimentar las centrales eléctricas del país y dejar de depender del combustible suministrado por Rusia.

El uranio enriquecido al 3% y 5% solo tiene aplicaciones civiles, pero Irán ya demostró que es capaz de alcanzar niveles más altos de enriquecimiento de uranio.

Behrouz Kamalvandi, vocero del Departamento de Energía Atómica de Irán, comentó: “Sí, el 20% es una opción y hasta más alto es una opción. Todas estas son opciones, pero en su debido momento. Hoy el país necesita algo, así que no planeamos procurar algo más nada más por espantar un poquito más a la otra parte.”

Especialistas señalan que obtener uranio al 3.67% es la parte más complicada del proceso y que una vez que se llega a un enriquecimiento del 20% se ha recorrido casi la totalidad del camino necesario para conseguir la bomba atómica.

Por el momento las acciones iraníes no representan una amenaza, su objetivo es presionar a los firmantes europeos para que hagan frente a las sanciones impuestas por Estados Unidos, que están afectando su economía.

Kazem Gharib Abadi, embajador de Irán ante la OIEA, comentó: “Estados Unidos ha impuesto el terrorismo económico contra algunos Estados como la imposición de sanciones y la aplicación extraterritorial de estas. La tendencia sádica de Estados Unidos a recurrir a sanciones ilegales y unilaterales como instrumento para coercionar a Estados soberanos y entidades privadas debe llegar a su fin”.

Con información de Emmanuel Rosales

RAMG