Investigan posible uso de la fuerza de militares contra un civil tras enfrentamiento en Nuevo Laredo

En las primeras horas del pasado 3 de julio, elementos del Ejército Mexicano se enfrentaron con integrantes del Cártel del Noreste, en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Un video grabado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el pasado 3 de julio de un enfrentamiento contra miembros del Cártel del Noreste en Nuevo Laredo, Tamaulipas, revela que en el operativo pudo ocurrir abuso de la fuerza por parte de militares que habrían disparado contra una persona ya sometida.

Te puede interesar: AMLO ordena investigar si soldado remató a delincuente en Tamaulipas

En las primeras horas del pasado 3 de julio, elementos del Ejército Mexicano se enfrentaron con integrantes del Cártel del Noreste, en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Doce presuntos integrantes del crimen organizado murieron y se decomisaron 12 armas largas y dos rifles Barret.

En el video, grabado por los propios militares, se observa que, durante el enfrentamiento los elementos del Ejército repelieron la agresión y descargaron sus armas sobre una camioneta pick up, color plateada. Se escucha además, la voz de un militar que pide a sus compañeros parar los disparos.

Sus compañeros continúan disparando sobre la camioneta.

Los delincuentes, que vestían uniforme tipo militar, llevaban a tres personas vestidas de civil en la parte trasera de la camioneta pick up. Tres hombres que habían sido secuestrados y que fueron presentados como parte del grupo criminal.

El pasado 27 de junio, Héctor Garza denunció ante la fiscalía de justicia de Tamaulipas que su hijo Arturo Rubén Garza Navarro, estudiante de ingeniería de 19 años de edad, había desaparecido cuando regresaba a su casa, tras haber visitado a su novia. De acuerdo con publicaciones en redes sociales, le informaron que su hijo había sido secuestrado por un grupo de hombres armados.

“Señor presidente, soy Héctor Garza, papá de Arturo Garza, de las personas que fallecieron en el enfrentamiento del 3 de julio, yo nomás quisiera pedirle a usted de favor que, de que no sé si se cambian protocolos o algo que usen menos la fuerza. Aquí sucedió algo muy feo ante mi familia que si no hubieran usado el exceso de fuerza mi hijo todavía estuviera conmigo. No sé como nos puedan apoyar para que puedan limpiar el nombre de nuestros hijos”, expuso Héctor Garza, padre de una víctima en Nuevo Laredo.

Tres días antes, el 24 de junio, Raúl tercero también denunció públicamente que sus dos hijos: Damián, de 18 años, y Alejandro, de 16, habían desaparecido cuando salieron a buscar trabajo; son originarios de Tapachula, Chiapas, y tenían pocos meses de haber migrado a Nuevo Laredo.

“Cuando llegamos acá mi hijo se encontró que estaba yo sin trabajo, buscando y él me quiso ayudar, con mi otro hijo que se llama Alejandro Tercero Meza, que fue la sorpresa que ya no llegaron a casa”, apuntó Raúl Tercero, padre de la víctima.

Por fotografías que se difundieron en redes sociales, Raúl pudo reconocer que su hijo Damián se encontraba entre las personas que murieron el día del enfrentamiento del 03 de julio.

“Que se aclare, limpiar el nombre de mi hijo Damián Genovez que no era delincuente, también no he tenido respuesta de mi otro hijo que está desaparecido Alejandro Tercero”,  dijo Raúl Tercero, padre de la víctima.

La Fiscalía General de la República inició una carpeta de investigación por homicidio y abuso de autoridad.

Con información de Fátima Monterrosa.

LLH