Investigan muerte del presunto secuestrador del bebé Dylan; familiares dicen que era extorsionado

La Fiscalía de Chiapas confirmó que la muerte de Adolfo Gomez Gomez se debió a "asfixia por ahorcamiento" y continúan las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Luego de que la Fiscalía de Justicia de Chiapas informó que en la búsqueda del bebé Dylan, secuestrado hace un mes, habían desarticulado a una red de trata y explotación de 23 niños en San Cristóbal de las Casas, se detuvo a varias persona, entre ellos, un hombre que apareció muerto en la cárcel de ese municipio.

Te recomendamos: Madre de Dylan desconoce a Ofelia ‘N’, mujer involucrada en rapto de su hijo

“La Fiscalía uso a policías falsos en contra de Adolfo Gómez Gómez, justicia, justicia. Que ellos vayan a la cárcel los culpables y la Fiscalía también. Lo levantaron con un engaño, que lo llevaron a una plática y de ese engaño ya no regreso. Así lo sacan a mi tío ya muerto, queremos justicia compañeros: justicia, justicia”, dijo un familiar del fallecido.

El pasado 15 de julio, agentes de la Fiscalía de Justicia de Chiapas, detuvieron a Adolfo Gómez Gómez, cuando vendía collares en el parque central de San Cristóbal de las Casas, por su presunta participación en el secuestro del pequeño Dylan.

Horas después, su esposa, Josefa Sánchez Gómez, también fue detenida, acusada de formar parte de una red de tráfico de niños y explotación laboral.

Adolfo, indígena tzotzil, de 57 años de edad, fue ingresado, al Centro Estatal de Reinserción Social número 5, de San Cristóbal de las Casas.

“Les dijimos a la Fiscalía no es posible que quede mi papá detenido siendo que no debe nada, nos informaron que es un secuestro del niño Dylan, que es eso que le invocan a mi papá y donde dijo mi papá que es inocente, no sé nada de ese niño y dijo que no es posible que de eso lo estén acusando y fue de eso que estuvo detenido mi papá”, apuntó Nereida Gómez, hija de Adolfo Gómez.

El pasado lunes, Adolfo Gómez apareció muerto dentro de la cárcel estatal. La familia señala que la Fiscalía General de Justicia de Chiapas les informó que se había suicidado.

“Mi papá cómo se va a matar allá adentro. Lo mataron mi padre, porque aquí lo tengo la foto de mi papá, porque lo cambiamos ayer, se ve maltratado de esta parte, tiene moretones acá, de acá está marcado y tiene golpes acá en las encías”, señaló Anibal Gómez Sánchez, hijo de Adolfo Gómez, muerto en una cárcel de Chiapas.

Durante los funerales, en la comunidad de Chicton, en el municipio de Ixtapa, los familiares abrieron el ataúd y enseñaron el cadáver de Adolfo.

“A mi papá si lo torturaron allá adentro. Porque el mismo de la Judicial dijo, el día 15 que lo detuvieron que a la 1 de la mañana lo sacaron a dar su calentadita para que sea mi papá se culpe solo”, señaló Anibal Gómez, hijo de Adolfo Gómez.

Denunciaron que Adolfo Gómez, dentro del penal, estaba siendo extorsionado, le estaban exigiendo un pago de 50 mil pesos y presentaron una grabación donde les pide juntaran el dinero porque su vida corría peligro.

Adolfo Gómez es familiar de las tres mujeres que fueron detenidas, con 23 niños, en un operativo que realizó la Fiscalía de Chiapas, el pasado 17 de julio, en San Cristóbal de las Casas. La Fiscalía informó que se trataba de una red de trata y explotación laboral infantil.

Este martes, familiares de las mujeres detenidas acudieron a las instalaciones del DIF estatal a reclamar a 12 de los 23 niños rescatados por la Fiscalía del estado, que presuntamente eran explotados. Siete de los 12 menores no tienen acta de nacimiento.

“No cuentan con acta de nacimiento, pero no lo registraron; el papá tuvo la culpa no lo registraron. Los otros cinco hijos de Gilberto ese tienen acta de nacimiento pero hasta aquí no sé dónde esos tienen, esos si están registrados”, explicó Roberto Montejo, abuelo que reclama parentesco de menores.

Sobre este caso el fiscal de Chiapas, Jorge Luis Llaven, dijo que por la secrecía de las investigaciones no puede emitir declaración alguna, para no entorpecer las investigaciones.

La noche de este martes 28 de julio, Jesús Ernesto Molina Ramos, fiscal de Derechos Humanos de la Fiscalía General de Chiapas, informó que según peritajes, la muerte del señor Adolfo Gomez Gomez se debió a “asfixia por ahorcamiento” y que continúan las investigaciones para deslindar responsabilidades.

Con información de Fátima Monterrosa y Juan Álvarez.

LLH