Inician remoción de escombros tras colapso de techo en la Central de Abasto

Los comerciantes afectados sostuvieron diferentes reuniones para acordar entre ellos los lugares donde venderán su mercancía hasta que sea reparado su centro de trabajo
Inician remoción de escombros tras colapso de techo en la Central de Abasto (Cuartoscuro, archivo)

Después de la fuerte lluvia y granizada de este sábado por la tarde que ocasionó la caída de la Nave Roja y el daño parcial de las naves 1, 2 y 4 de la Central de Abasto, algunos comerciantes de la zona de flores y hortalizas comenzaron con la remoción de escombros.

Te recomendamos: Colapsa techo de Central de Abasto de la CDMX por caída de granizo

La mayoría de ellos intentó rescatar parte de su mercancía, desde muy temprano sacaron en costales zanahorias, cebollas, pepinos y rábanos que aún se encontraban en buenas condiciones.

En cada una de las naves dañadas, los comerciantes afectados sostuvieron diferentes reuniones para acordar entre ellos los lugares donde venderán su mercancía hasta que sea reparado su centro de trabajo.

“Ahorita vamos a vender en la parte de aquí de enfrente, mientas tanto van a quitar los escombros, posteriormente se procede a un peritaje, se va ir construyendo la nave sección por sección”, agregó Gabriela Díaz, comerciante de la Central de Abasto.

Los comerciantes se quejaron de los pocos lugares que les ofrecieron las autoridades de la Central de Abasto, aseguraron que aunque sus espacios serán de dos metros, estos seguirán siendo insuficientes.

“Somos 18 pero aquí nada más vamos a caber seis. Los demás que va a pasar? Pues a ver, es lo que estamos viendo ahorita, estamos viendo más lugares, en la nave somos casi 100, en ese pedacito no vamos a caber, por eso están las reuniones de cada grupo para ver qué pasa”, dijo Vicente Torres, comerciante de la Central de Abasto

Los comerciantes reconocieron que las pérdidas económicas por la caída de los techos no fueron muchas, pero señalaron que estas se irán incrementando en los próximos días ya que los espacios reducidos que tendrán para vender no les permitirá ofrecer la totalidad de sus productos.

Con información de Bogdán Castillo

HAVJ