Incendio forestal en California deja al menos 15 muertos

Se cree que la cifra de muertos podría aumentar debido a que las cuadrillas de rescate buscan a 16 personas que continúan desaparecidas
Incendio forestal en California deja al menos 15 muertos. FOTO EFE

Decenas de incendios forestales a lo largo de toda la costa oeste de Estados Unidos se han cobrado en las últimas horas la vida de por lo menos 15 personas, mientras que cientos de miles permanecen evacuados en los estados de California, Oregón y Washington.

Te recomendamos: California es declarado en estado de emergencia por fuertes incendios

Las víctimas mortales, de las que han ido informando a lo largo de este jueves las distintas autoridades locales, son un niño de 1 año en el estado de Washington y otro de 12 y su abuela, además de una tercera persona en Oregón y otras once en California.

Por su parte, el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire) informó este jueves de que el fuego de August Complex, uno de los múltiples que queman estos días en el estado, es ya oficialmente el mayor jamás registrado en su historia reciente.

Entre los desaparecidos se encuentran Sandy Butler y su esposo, quienes llamaron a su hijo para decirle que iban a intentar escapar de las llamas metiéndose en un estanque.

“Seguimos esperando y orando por buenas noticias”, dijo Jessica Fallon, quien tiene dos hijos con el nieto de Butler y los considera como sus propios abuelos. “Todo lo demás es reemplazable, pero no la vida de mis abuelos. Preferiría perderlo todo que a ellos dos. Son los que mantienen a la familia unida”.

Además de California, los otros dos estado de la costa oeste estadounidense, Washington y, sobre todo, Oregón, también están sufriendo una oleada de incendios estos días a causa del intenso calor vivido el pasado fin de semana (en el que en muchos lugares se superaron de largo los 40 grados centígrados ) y la sequedad.

En Oregón, el fuego de Almeda Drive mantiene evacuadas a cientos de miles de personas en el sur del estado (incluyendo la totalidad de la población de Medford, de 85 mil habitantes) y ha destruido más de 600 hogares, mientras que unos 360 kilómetros al sur, ya en California, el incendio North Complex ha obligado a evacuar a otras 20 mil.

Este último incendio está afectando una zona que ya sufrió los devastadores efectos del fuego de Camp en 2018, el más mortífero de la historia del estado, que se cobró la vida de 85 personas y engulló casi al completo la localidad de Paradise.

Además del calor y la sequedad, los fuertes vientos que han soplado en las últimas horas están expandiendo los fuegos a gran velocidad y dificultando enormemente el trabajo de los bomberos, y no se prevé que estos vayan a aflojar en un futuro inmediato.

También son los vientos los que están contribuyendo a cubrir de humo los cielos de toda la región, y el miércoles dejaron imágenes inauditas en el área de la Bahía de San Francisco, ya que el humo se mezcló con la niebla y tiñó el cielo de un naranja intensísimo como nunca antes se había visto.

Las gran cantidad de incendios activos y el hecho de que se estén dando en tantos lugares distintos a la vez está agotando los recursos de los cuerpos de bomberos, que habitualmente recurren a la ayuda de otras jurisdicciones cuando se encuentran ante un fuego de grandes dimensiones, algo que ahora está resultando muy complicado.

                

Incendio forestal en California deja al menos 15 muertos. FOTO EFE

Más de 2 mil viviendas y edificios han sido consumidos por una serie de incendios que avanzan rápidamente y a los que ahora se les conoce como el Complejo Norte, que arden unos 200 kilómetros (125 millas) al noreste de San Francisco.

Los meteorólogos señalaron que había algunas buenas noticias: Se prevé que los vientos sigan siendo ligeros esta semana en la zona de los incendios, mientras que el denso humo contribuyó a reducir ligeramente la temperatura y se prevé que mantenga la humedad relativamente alta.

Más de 12 mil 500 kilómetros cuadrados (4.800 millas cuadradas) han sido consumidos en lo que va del año, una superficie mayor a la de Rhode Island, Delaware y Washington D.C. combinados, y por lo general el otoño es la peor temporada de incendios forestales en Estados Unidos. En total, 19 personas han muerto y casi 4.000 estructuras han resultado afectadas por las llamas en todo el estado.

Con información de AP/EFE

KAH