Huracán Zeta se debilita a tormenta tropical sobre Alabama y deja a su paso un muerto

La tormenta mató al menos a una persona, un hombre de 55 años que según un forense de Luisiana falleció electrocutado por un cable eléctrico caído en Nueva Orleans
Huracán Zeta se debilita a tormenta tropical sobre Alabama y su paso deja un muerto. FOTO Reuters

El huracán Zeta se debilitó este jueves a tormenta tropical en su rápido avance hacia el nordeste, tras golpear Luisiana y Mississippi, donde se recomendó a los vecinos, cansados por la sucesión de tormentas, que se quedaran a cubierto durante la noche mientras las autoridades revisaban los daños de la tormenta.

Te recomendamos: Huracán Zeta azota Luisiana y deja al menos un muerto sobre Nueva Orleans

El meteoro se abatió el miércoles sobre la costa en la pequeña población de Cocodrie, en Luisiana, como un huracán de categoría 2, y después pasó deprisa sobre la zona de Nueva Orleans y la vecina Mississippi, llevando consigo fuertes vientos y una marejada ciclónica. En ocasiones se produjeron fuertes chaparrones, pero la tormenta se desplazaba tan rápido que no había muchas preocupaciones por inundaciones asociadas a la lluvia.

Zeta se debilitó en el centro de Alabama, aunque sus fuertes vientos seguían azotando zonas del estado y de la franja noreste de Florida. El sistema estaba unos 40 kilómetros (25 millas) al sureste de Tuscaloosa, Alabama, con vientos máximos sostenidos de 112 km/h (70 mph). Se movía deprisa hacia el noreste, a casi 49 km/h (31 millas por hora).

La tormenta mató al menos a una persona, un hombre de 55 años que según un forense de Luisiana falleció electrocutado por un cable eléctrico caído en Nueva Orleans, y las autoridades señalaron que las condiciones peligrosas prevalecerían hasta el jueves.

El alcalde de Waveland, Mike Smith, dijo a WLOX-TV que su municipio en la costa de Mississippi, dentro de la zona más afectada por el huracán Katrina en 2005, parecía haberse llevado el peor golpe desde entonces.

“Por la mañana vamos a ver muchos daños”, dijo Smith. Entre los muchos árboles derribados había uno en la casa del alcalde. “Era mi vecino de al lado y quería meterse conmigo, por lo visto”, dijo.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, tenía previsto recorrer el jueves las zonas costeras más afectadas. Durante una entrevista el miércoles por la noche, Edwards dijo que el viento había causado muchos daños estructurales. Y conforme vecinos y grupos religiosos empezaban a ofrecer ayuda a los afectados, señaló la necesidad de protegerse al mismo tiempo contra el coronavirus.

“Ofrezcan la ayuda, pero háganlo con mascarilla puesta”, dijo.

Buena parte de Nueva Orleans y alrededores estaban sin electricidad el miércoles por la noche. La tormenta golpeó con dureza la ciudad. Los carteles de bares y restaurantes se agitaban en el viento y las palmeras en la calle Canal oscilaban con brusquedad. Una persona fue hospitalizada con heridas leves tras el derrumbe de una estructura, según las autoridades.

Zeta tenía vientos máximos sostenidos de 177 kilómetros por hora (110 millas por hora) como huracán de categoría 2 al tocar tierra, y es la 27ma tormenta con nombre en una temporada de gran actividad en el Atlántico cuando falta más de un mes para que concluya. Fijó un récord al volverse el 11mo meteoro con nombre en azotar el territorio continental estadounidense en una temporada, dos más que los nueve registrados en 1916.

Con información de AP

KAH