Hospital de Guatemala mezcla a pacientes con y sin COVID-19 por hacinamiento

Los médicos exigieron la presencia en el hospital de la ministra de Salud Pública y Asistencia Social, Amelia Flores, en un plazo no mayor a las 48 horas
Hospital de Guatemala mezcla a pacientes con y sin COVID-19 por hacinamiento. FOTO EFE

Un grupo de médicos del Hospital Roosevelt, el primero en importancia en Guatemala, denunció este miércoles que el hacinamiento provocado por la atención de pacientes con la COVID-19 ha llevado a la mezcla de enfermos sin coronavirus e infectados en la emergencia.

Te recomendamos: Presidente de Guatemala está en cuarentena por brote de COVID-19 en su equipo

El doctor Miguel Ángel Siguantay, uno de los voceros de los galenos, aseguró en rueda de prensa que “en las áreas para atender las emergencias de pacientes no COVID-19 se están atendiendo junto a pacientes infectados por falta de espacios, por el hacinamiento, y se nos dificulta mantener el distanciamiento porque la población continúa viniendo”.

El médico subrayó que “que continuamente siguen apareciendo pacientes positivos en donde no debería haber pacientes positivos”, un problema que provoca que “la mortalidad de pacientes quirúrgicos con la COVID-19 suba a un 24 o 25 por ciento y eso es desastroso para nuestra población”.

El hacinamiento, desborde y colapso del hospital es similar al que padecen otros centros sanitarios en el país centroamericano, especialmente en Ciudad de Guatemala, como ya lo habían refrendado el pasado 15 de julio los directores de los nosocomios.

Siguantay aseveró que, de marzo a la fecha, han atendido un total de 18 mil 984 emergencias de medicina, cirugía y ortopedia, y han operado a mil 253 pacientes. “Estos datos son importantes para expresar que la población va a seguir viniendo tenga o no COVID-19”, manifestó.

A la crisis derivada del exceso de pacientes, se suma que 347 médicos y personal de salud han dado positivo al coronavirus, por lo que “el 21 por ciento de población de apoyo y médicos está afuera (del trabajo) y es una fuerza laboral que no tenemos habilitada por el momento, por lo que tenemos una gran debilidad para un centro hospitalario de esta magnitud”.

De los 347 miembros del nosocomio que contrajeron la enfermedad, “todos sus contactos se han ido a cuarentena y el hospital se ve más debilitado en cuanto a su personal”.

PIDEN PRESENCIA DE LA MINISTRA

Los médicos exigieron la presencia en el hospital de la ministra de Salud Pública y Asistencia Social, Amelia Flores, en un plazo no mayor a las 48 horas, “para que tenga una mejor visualización de la situación que se sufre”.

De lo contrario, enfatizó Siguanay, “vamos a tener reuniones continuas para tomar otro tipo de medidas. Solicitamos a la ministra que venga. Está a unas cuadras (manzanas) de distancia. Sería bueno que personalmente se diera cuenta cuál es la calidad y cantidad de trabajo que se está dando en el centro hospitalario”.

Consultada acerca de la exigencia de los médicos, la directora de Comunicación Social del Ministerio de Salud Pública, Julia Barrera, apuntó que “la señora ministra de Salud manifiesta su apoyo total al Hospital Roosevelt por medio del Director de ese centro asistencial”, el doctor Marco Antonio Barrientos.

Guatemala suma mil 573 fallecidos a causa de la enfermedad y 41 mil 135 casos acumulados desde que las autoridades detectaran el primer positivo el 13 de marzo.

La población guatemalteca se encuentra bajo toque de queda de seis de la tarde a cinco de la mañana y con restricciones de movilidad para los nueve departamentos con más casos.

El próximo lunes el Gobierno tiene contemplado establecer un semáforo de alerta por municipio (en los 340 que hay en el país) que regule libertades y restricciones de la población y la economía, dependiendo la tasa de contagios del lugar.

Con información de EFE

KAH