Hong Kong: Ley de extradición terminará sin debate ni votación

La retirada de la ley cumple una de las demandas de los inconformes, cuyas peticiones han desatado una ola de protestas

Hong Kong: Ley de extradición terminará sin debate ni votación

Foto: Carrie Lam en imagen de archivo. (Reuters)

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, dijo el jueves que la ley de extradición que provocó meses de manifestaciones se retirará formalmente en el consejo legislativo sin necesidad de que haya un debate ni una votación.

Te recomendamos: Manifestantes irrumpen en aeropuerto internacional de Hong Kong

En sus primeras declaraciones en vivo sobre el final del polémico proyecto de ley en una conferencia de prensa, Lam explicó que no habrá debate ni votación en el consejo, que reanudará sus sesiones el próximo mes y está copado por legisladores proBeijing.

La retirada de la ley cumple una de las demandas de los inconformes, pero los activistas dijeron que no cederán hasta que el gobierno acepte otras incluyendo una investigación independiente sobre la supuesta brutalidad policial contra los manifestantes, la liberación sin condiciones de los detenidos y una mayor democracia.

Las multitudinarias movilizaciones que tienen lugar desde junio alteraron el transporte en el territorio semiautónomo chino y en su aeropuerto internacional.

La policía dará un seguimiento estricto de todos los actos ilegales y violentos

Desde junio, las protestas pacíficas se han transformado en manifestaciones, a veces violentas, como las registradas la víspera en varios puntos del territorio autónomo chino, en las que manifestantes radicales provocaron incendios en diferentes lugares y destrozaron las instalaciones del metro.

El gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) condenado severamente, lo que calificó como “actos ilegales y violentos de manifestantes radicales, en un comunicado emitido la noche del sábado en el que llamó a poner fin a las protestas.

Los comportamientos de los manifestantes radicales violaron gravemente la paz pública y representaron una seria amenaza para la seguridad de los oficiales de policía en servicio y los miembros del público en el lugar”, destacó la declaración.

Subrayando que la policía dará un seguimiento estricto de todos los actos ilegales y violentos, el gobierno hongkonés hizo un llamado a evitar la violencia, y establecer el orden para regresar la calma y estabilidad al territorio.

La situación de las últimas semanas ha sumergido a Hong Kong en una crisis política sin precedentes desde que el territorio fue regresado a China por Reino Unido en 1997, tras la firma de un acuerdo, en el que China accedió a mantener ciertas libertades de los hongkoneses.

Con información de AP

LHE

CARGANDO...