Honduras vive su peor crisis, por COVID-19 y Eta, asegura su presidente

Al menos 26 personas perdieron la vida por el paso de la tormenta tropical, las labores de rescate continúan
Niño en la comunidad de Palermo camina sobre los restos de su casa, destruida por Eta (Foto: EFE).

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que su país “vive la peor de las crisis” en la historia debido a la pandemia de la COVID-19 y los efectos por el paso de la depresión tropical Eta, que han dejado luto y dolor en el país.

Te recomendamos: Tormenta tropical Eta azota Cuba y se dirige rumbo a Florida

“Honduras vive la peor de las crisis que hemos enfrentado en la historia moderna, dos eventos que amenazan nuestra vida y nuestra economía, la covid-19 y los efectos devastadores de Eta que nos ha dejado en varias zonas del país”, enfatizó el gobernante en una cadena nacional de radio y televisión.

Desde el pasado miércoles, cuando ingresó Eta por el país procedente de Nicaragua, Honduras vive “un hecho sin precedentes” al enfrentar dos emergencias y dos alertas rojas a la vez, por la depresión y el coronavirus, añadió.

Señaló que la devastación que ha dejado Eta a su paso por Honduras se suma “al luto, dolor e impotencia” que el coronavirus ha causado hasta ahora en el país centroamericano”.

“La importancia de ver cómo familias enteras pierden el trabajo de toda una vida, su patrimonio, observar cosechas, las mejores en muchos años, son arrastradas por la corriente de agua, ver cómo el dinero de los contribuyentes se desliza destruyendo parte del mejor sistema carretero que hemos venido construyendo en la historia”, explicó el mandatario hondureño.

Aseguró que 2020 ha sido “muy difícil, un año para no olvidar jamás y no podemos olvidarlo por el daño que trajo, pero también por lo bueno que sacó de cada uno”.

El país tiene en cada hondureño “un héroe que se puso la mascarilla, guardó la distancia, respetó la cuarentena, dio la mano a alguien que lo perdió todo, le dio las palabras de aliento en el momento que lo necesitaba, no le importó, incluso, poner en riesgo su vida para salvar la de los demás, ese es el vaso medio lleno que podemos ver en esta difícil situación que vivimos”, subrayó.

“Los hondureños nos tenemos los unos a los otros y, por eso, es que nos vamos a levantar, vamos a salir adelante, porque el espíritu del hondureño es inquebrantable, indómito, ante las peores pruebas siempre salimos victoriosos”, agregó el mandatario.

Hay que llorar los muertos, pero sin olvidarse de la COVID-19

El mandatario hondureño dijo que la población debe llorar los muertos y las pérdidas que ha dejado la depresión tropical Eta, pero sin olvidar que continúa la amenaza de la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2, que ha dejado más de 100 mil contagios y 2 mil 745 muertos en ocho meses.

“Lloremos nuestras pérdidas, nuestros muertos y por ellos es que renaceremos unidos y con más fuerza, no será una tarea fácil, hemos perdido mucho, pero unidos vamos a lograrlo, trabajando duro, en equipo, sin bajar los brazos y la guardia, porque el agua se retira, pero la COVID-19 no”, destacó.

Señaló además que los contagios por COVID-19 se pueden “reactivar más fuerte” debido a centenares de damnificados en albergues temporales, por lo que pidió a los hondureños ser responsables hacer “el máximo esfuerzo” para cuidarse de la enfermedad.

Hernández mandó un mensaje de “solidaridad” a las personas afectadas por las lluvias asociadas a Eta, ciclón que también ha afectado “gravemente” a Guatemala y Nicaragua, y aseguró que “no están solos” porque los socorristas continúan las labores de rescate de centenares de damnificados.

Anunció además que el Plan de Reactivación Económica impulsado por el Gobierno contra la pandemia será reestructurado para “atender los efectos” de Eta a través de la gestión de fondos con organismos internacionales y acuerdos con la banca nacional.

Pide a oposición “no aprovecharse del dolor” de la población

“Se que tenemos el alma triste y aunque muchas veces con un nudo en la garganta, tenemos que seguir adelante, es mi compromiso con todos los hondureños”, subrayó el gobernante, quien pidió a la oposición “no aprovecharse del dolor y de la pena” de la población en medio de la emergencia causada por Eta, que deja hasta ahora 26 muertos en el país y más de 1.7 millones de personas afectadas.

“No debemos permitir que oportunistas que no hacen más que levantar el dedo acusador, los que generan noticias falsas, pánico e inseguridad, que nos les importa el dolor, la ansiedad, el sufrimiento de las víctimas de estas tragedias, no sigan dañando al país, respeten el dolor, entendamos que este país es de todos”, subrayó.

Los pueblos que han superado las crisis “más difíciles” han entendido que en los momentos más complicados “tenemos que estar unidos, así se demuestra el amor a la patria y al prójimo. Hoy es tiempo de Honduras, nada más que de Honduras”, añadió.

El gobernante hondureño aseguró que en enero de 2022, cuando concluya su segundo mandato, entregará un país “en franca recuperación y mejoría, con la dirección que traíamos antes que estas crisis nos golpearan”.

Con información de EFE

DMGS