Histórica nevada en Grecia deja tres muertos

El viceministro de Protección Civil griego, Nikos Jardaliás, aseguró que ha sido la peor nevada de los últimos veinte años

Grecia intenta volver este miércoles a la normalidad tras el temporal de frío y nieve Medea, que se ha desplazado hacia el sur, hasta la isla de Creta, y ha dejado tres víctimas mortales e infinidad de hogares sin electricidad.

Te recomendamos: Inundaciones en Creta, Grecia, arrastran vehículos hacia el mar

Ahora la atención está puesta en Creta, donde continúan las nevadas y los cortes de electricidad, especialmente en las zonas montañosas y de difícil acceso, y está en marcha la operación de búsqueda y rescate de tres pastores, desaparecidos desde anoche, cerca de Milopótamos, en el norte de Creta, cuando salieron para comprobar el estado de sus rebaños.

El viceministro de Protección Civil griego, Nikos Jardaliás, aseguró que Medea ha sido la peor nevada de los últimos veinte años. El martes la situación fue más dura en el sur, donde la región capitalina de Ática quedó prácticamente paralizada por la nieve.

La autopista que va hacia el norte del país desde Atenas volvió a abrir al tráfico esta madrugada, después de casi un día y medio cerrada, y el transporte público de la capital se está restaurando de forma gradual, aunque varias líneas de autobuses aún se ven afectadas por árboles caídos y carreteras heladas llenas de nieve.

DE NUEVO EN MARCHA LAS VACUNACIONES

A partir del mediodía se reanuda la campaña de vacunaciones en Ática, que tuvo que suspenderse durante todo el martes a pesar de los esfuerzos del Gobierno del conservador Kyriakos Mitsotakis por combatir la nueva ola de casos.

Para no desperdiciar las dosis que ya habían sido preparadas, estas fueron destinadas a funcionarios de prisiones.

A pesar de la nieve, el martes se realizaron más de 21,000 vacunaciones, con lo que se alcanzaron las 575,766 dosis en total y las 177,926 personas que han recibido ya ambas dosis.

RECUPERAR EL SUMINISTRO ELÉCTRICO

Se calcula que unos 250,000 hogares han quedado sin electricidad en algún momento debido al temporal y, en algunos casos, los apagones duraron más de 24 horas.

Jardaliás anunció hoy que el suministro de electricidad habrá sido restaurado en su totalidad antes de esta noche gracias a la colaboración entre Protección Civil, los Bomberos y el Ejército, que han estado trabajando durante toda la noche para facilitar el acceso de los técnicos a las zonas afectadas.

Alrededor de mil árboles han caído en líneas de media y baja tensión, lo que ha generado muchos problemas en suburbios del norte y este de Ática como Dionisos, donde se ha declarado el estado de emergencia.

Aunque la situación en Atenas fue extraordinaria, el frío fue mucho más intenso en el norte del país, donde se llegaron a alcanzar los 22 grados bajo cero en Florina, en el noroeste de Grecia.

La vuelta a las aulas tardará más en ponerse en marcha. Aunque las escuelas y guarderías de Salónica, la segunda mayor ciudad del país, sí volverán a funcionar con normalidad, muchos municipios del norte del país, así como de Ática y algunas islas como Kefalonia, Ítaca, Samotracia o Kos mantendrán hoy la educación a distancia o suspendida debido a las gélidas temperaturas.

Mientras el Gobierno resalta la excepcionalidad del temporal Medea, la oposición le acusa de no haber escuchado las advertencias de los meteorólogos y de falta de preparación en la capital.

Con información de EFE.

RAMG