Héctor Astudillo pide a policíacas municipales asumir su responsabilidad

Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero. (Twitter @HectorAstudillo)

Entre aplausos, música de banda de guerra y disparos de balas de salva, fueron despedidos los 6 elementos de la Policía Estatal asesinados el martes durante una emboscada en la comunidad Las Mesillas, de Zihuatanejo, Guerrero.

La ceremonia se realizó en las instalaciones de la Universidad Policial de Chilpancingo y fue encabezada por el gobernador Héctor Astudillo Flores y el secretario de Seguridad del estado, Pedro Almazán Cervantes.

“Despedimos a seis guerrerenses, a seis guerrerenses que sirvieron desde esta organización de seguridad pública estatal, y aprovecho también para hacer un llamado a todas las policías que existen en el estado, especialmente las municipales, porque no es posible que siempre siga llegando la policía del estado. También tienen que llegar las policías municipales. Tienen que responder también a su responsabilidad”, indicó Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero.

Los ataúdes fueron colocados frente al presídium, con coronas de flores y las fotografías de cada uno de los 6 efectivos caídos.

Las autoridades aseguraron que su muerte no quedara impune.

Previamente, el Gobierno de Guerrero informó que tiene identificados a los responsables de los ataques a policías estatales en dos lugares distintos del municipio de Zihuatanejo, que dejaron un saldo de 10 delincuentes abatidos y seis uniformados muertos.

El martes, dos patrullas de la Policía Estatal que realizaban recorridos de rutina en la comunidad de Coacuyul, en el municipio de Zihuatanejo, fueron atacados por unos 20 hombres armados cuando cruzaban un paraje rústico conocido como La Quebradora.

Los policías repelieron la agresión y lograron abatir a tres civiles que portaban fusiles de asalto AK – 47. El resto de los agresores se dispersó en una colina.

Durante más de una hora, el grupo armado atacó a los agentes, quienes pidieron apoyo del Ejército Mexicano, Marina Armada de México, Policías Federales y de Investigadora Ministerial.

Cuando llegaron al lugar ocurrió un segundo enfrentamiento en el que murieron siete presuntos delincuentes y un Policía Ministerial resultó herido.

En el lugar se decomisaron armas largas, cortas, cargadores abastecidos, fornituras, chalecos anti bala, un auto compacto y varios uniformes parecidos a los que usan los militares.

No muy lejos de ahí, y casi de manera simultánea, fueron emboscados seis policías estatales que viajaban en una patrulla sobre la carretera que comunica a la comunidad de Tondonicua, municipio de Petatlán, con la cabecera municipal de Zihuatanejo, a la altura de la comunidad Las Mesillas, municipio de Zihuatanejo.

 

Lee también: Identifican a atacantes de policías estatales en Guerrero.

 

Con información de corresponsales nacionales.

Rar