#TLCAN

Hay gran avance en temas que no son ‘controvertidos’ en TLCAN: Guajardo

Hay gran avance en temas que no son ‘controvertidos’ en TLCAN: Guajardo

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (Noticieros Televisa)

En la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá hay un gran avance en temas que no son “controvertidos”, aseguró Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

En entrevista con Alebrijes Águila y Sol, el funcionario dijo que el hecho de que en la actualidad se esté terminando lo que se llama la ronda 5.5 a nivel de técnicos, es que habrá buenos resultados de la negociación.

“Creo que estamos ya prácticamente al punto de cierre en temas como telecomunicaciones, como comercio electrónico, inclusive, estamos avanzando mucho en la definición de un posible capítulo energético, entonces sí hay, en el tema de modernización y en nuevos temas de agenda que no son de alto nivel de controversia un gran avance”, mencionó Guajardo.

Señaló que en el caso de la reforma fiscal estadounidense mantiene platicas con José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda, y están en espera del documento final para saber los efectos que tendría la legislación.

“De entrada, cuando tú analizas, por ejemplo, el tema de la eliminación de deducciones, realmente no estás hablando de una diferencia entre 30 y 35, las deducciones estatales en promedio andan como en 7 puntos porcentuales, entonces estás hablando realmente de una diferencia entre 27 y 35”, explicó.

Guajardo comentó que el efecto neto aún no se verá hasta que no se tenga el documento final.

“Sí hay un análisis de todas las consecuencias macro de decisiones que aumentan el déficit de Estados Unidos de una manera importante”, apuntó.

Recordó que la postura que tomará el Gobierno de Estados Unidos en relación al TLCAN es la que estaba en el inicio de las promesas del presidente Donald Trump.

Leer: Renegociación del TLCAN entra en fase agresiva ante incertidumbre

“No cambia la esencia de sus promesas, lo que puede cambiar es la estrategia para poderlas conseguir, qué cambió después del voto fiscal, la importancia que la Casa Blanca le tiene que dar a los representantes republicanos que fueron los facilitadores de este proceso”, dijo.

Mencionó que estuvo la semana pasada en el Congreso de Estados Unidos y el común denominador de todos es que en el impase de dos meses donde no hubo grandes “aspavientos” en la negociación del TLCAN, fue solicitado por el Congreso.

“Le dijeron a su propio Ejecutivo, bájenle porque nosotros tenemos que trabajar en la reforma fiscal, y aquí hay muchos senadores republicanos y congresistas que quieren que no se le haga daño a NAFTA y si ustedes nos dan malas noticias en este proceso, puede alterar el trabajo que estamos haciendo en esta ruta”, señaló.

El secretario de Economía comentó que eso es una buena señal porque al menos “alguien” está monitoreando el tema político en el Legislativo de Estados Unidos para poder ordenar victorias posteriores.

Guajardo dijo que no ayudará a que cambien los conceptos teóricos fundamentales en los que se basa esta nueva administración, pero sí en entender que hay muchos elementos importantes que pueden tener equilibrios y que se puede lograr una narrativa positiva de triunfos y viable para los tres países.

“El problema cuando empezamos esto era la radicalización extrema de las propuestas, que todavía están en la mesa algunas de ellas, pero yo creo que Montreal, la sexta, será el primer encuentro donde vayamos ya a una discusión de los temas álgidos”, adelantó.

Al ser cuestionado de si tiene sentido cerrar una negociación en marzo cuando en julio son las elecciones en México, el funcionario dijo que se encuentran con dos restricciones del calendario político.

“Una tiene que ver con lo nuestro, pero si abrieron el espacio de enero a marzo para nuevas rondas existe la posibilidad técnica de cerrar, la pregunta es, si cierras en marzo, viene la elección de julio y claramente un cierre implicaría que la manera como cierre será parte del debate en las elecciones mexicanas”, detalló.

Leer: EU actualiza sus objetivos de renegociación del TLCAN

Posteriormente, dijo, los resultados de julio podrían o no confirmar los compromisos establecidos, por lo que es importante que el acuerdo se pueda sostener con la administración saliente y la entrante en México.

Expuso que la otra restricción es que tampoco se pueden ir muy cerca de la elección media, “porque entonces ellos políticamente no se les facilitará procesarla”.

Mencionó que Trump va querer resultados para su electorado antes de la elección del medio término en Estados Unidos, por lo que buscará que digan que él fue el mandatario que renegoció el NAFTA para mejorarlo o que lo terminó, porque no funcionaba.

Recordó en que la contrapropuesta que presentaron en la renegociación es que nunca se impuso una obligación de revisar el acuerdo y evaluar sus impactos.

“Creo que eso, inclusive nos tiene en el problema que hoy nos tiene, que no supimos difundir bien cada cinco años los grandes avances y los beneficios”, afirmó.

Aseguró que “personalmente, siendo el negociador, nunca utilizo la palabra optimismo, prefiero la palabra positivamente involucrado” para sacar la mejor solución posible.

“Un negociador nunca puede decir estoy optimista porque te escuchan del otro lado y dicen, pues tu optimismo tiene precio y qué tanto estás dispuesto a dar en la mesa”, expresó.

Dijo que “están las fichas ahí” para que con voluntad política se construya una buena narrativa y bajo este escenario, “los actores en Estados Unidos le subieron la presión a Trump” para dejarle claro los costos y las consecuencias.

Afirmó que en caso de no lograr un acuerdo con el TLCAN, México puede exportar a Estados Unidos porque el flujo mismo del comercio existió antes, no con la misma magnitud del TLCAN como existe ahora, pero permanecerá.

Sin embargo, señaló que habría cambios en los temas arancelarios, un 20 por ciento de las exportaciones enfrentaría “picos” arancelarios y otro gran porcentaje no tendría problemas.

“México tiene, sin duda, las capacidades construidas en estos veintitantos años de apertura para poder hacer una estrategia serenando la competitividad y la diversificación, nos daría muy buenos resultados”, dijo Guajardo.

Con información de Alebrijes Águila y Sol

JLR

CARGANDO...