SALUD

Hacen “coperacha” para comprar protección a médico en módulo COVID-19

Al módulo de Fórum Buenavista sólo llegó un médico que no contaba con la protección necesaria, además faltaba material

La mañana de este miércoles arrancó la aplicación de pruebas COVID-19 en módulos de diez centros comerciales en la Ciudad de México que se sumarán al servicio gratuito que se da en los macroquioscos. Una de ellas fue Fórum Buenavista, decenas de personas tuvieron que esperar más de la cuenta y hasta hacer una “cooperacha” para que el médico responsable pudiera realizar su trabajo.

Te recomendamos: Vuelven las pruebas de COVID-19 en centros comerciales de CDMX

Decenas de personas llegaron desde las ocho de la mañana al Forum Buenavista, en la alcaldía Cuauhtémoc, para realizarse la prueba COVID-19.

“Ahorita la tercera oleada la siento más fuerte. La pasada no nos dio y ahorita nos da miedo. ¿Ustedes ya se vacunaron? Ya, ya”, comentaron Virginia y Armando.

“Porque un familiar dio positivo, ayer. ¿Y están preocupados? Sí, es mi esposo”, dijo Laura.

Laura y su familia inicialmente irían al macroquiosco de la alcaldía Cuauhtémoc, ubicado a unos pasos de ahí, pero optaron por llegar a Forum Buenavista, que según autoridades capitalinas, iniciaría su servicio a las once de la mañana, esto no ocurrió.

“Según los de las pruebas iban a llegar a las 11, sí llegaron a las 11 pero no tenían equipo, nada más llegó un chico, entonces por eso no nos han atendido todavía”, informó Antonio Robles.

Fernando fue el único trabajador que llegó al módulo, debía aplicar al menos 300 pruebas.

“¿A qué se debe el retraso hasta ahorita? Por el momento, falta equipo de protección personal. No puedo empezar a tomar muestras sin él”, expresó Fernando Pereira, empleado del IMSS.

Hubo gente como Laura que optó por su plan inicial: ir al macroquiosco de la alcaldía Cuauhtémoc a hacerse la prueba, que salió negativa.

“¿Y cómo te sientes? Bien, ya fastidiada, ya muy fastidiada. ¿Por las filas, me imagino? Sí, bastante, es mucha gente”, dijo Laura.

A la una de la tarde, quienes permanecían en la fila del centro comercial organizaron una cooperación para comprar el equipo de protección del doctor.

“Guantes de látex: cinco pares. Gel antibacterial, una cofia, una bata, caretas, dos caretas, dos cubrebocas. Empezamos de a diez pesitos, de a diez pesitos, de veinte, de cincuenta, y así se juntó”” narró Rogelio Pérez.

También ayudaron en la organización.

“Ya los foliamos, ya fui a ofrecerme para que entreguemos los cuestionarios, hay gente que se acerca conmigo y me pregunta, ¿no? Con base a lo que hemos visto aquí”, agregó Isis, voluntaria.

“Como todos los mexicanos somos muy buenas personas, muy solidarias, es un problema de coordinación, realmente no culpo a nadie”, aseguró el doctor Fernando Pereira.

En una tarjeta informativa, el Gobierno Capitalino atribuyó los retrasos a razones de logística y una gran afluencia de personas en los puntos ubicados en centros comerciales, que en el transcurso del día fueron solventados.

En Forum Buenavista, hasta las tres de la tarde llegó una segunda doctora a aplicar las pruebas y aunque algunos esperaron hasta las seis, no pudieron ser examinados.

“Hace rato se les informó que hasta las cinco. Seguimos dando chance, más chance y así nos van a tener”, finalizó el doctor Fernando Pereira.

Con información de Esteban González De León, Pablo Romero, Samuel Adam y Víctor Olvera

DMGS