Habitantes de Guerrero, los que más migran a Estados Unidos

Según datos de la Unidad de Política Migratoria del Gobierno Federal, el año pasado, de los 211 mil 258 mexicanos repatriados, 22 mil 627 eran originarios de Guerrero
FOTO: El año pasado, de los 211 mil 258 mexicanos repatriados, 22 mil 627 eran originarios de Guerrero. (Noticieros Televisa)

A diario deportan desde Estados Unidos a mexicanos y a centroamericanos. El contingente más numeroso es de gente oriunda del estado de Guerrero.

Según datos de la Unidad de Política Migratoria del Gobierno Federal, el año pasado, de los 211 mil 258 mexicanos repatriados, 22 mil 627 eran originarios de Guerrero.

¿Por qué se van?

El 15 de noviembre del año pasado, Rodrigo López, habitante de Tecpan de Galeana, Guerrero, abandonó su hogar y migró a Tijuana.

Asegura que días antes había sido secuestrado por un grupo de la delincuencia organizada que intentó reclutarlo.

“Estuve 8 horas que me tuvieron. Cuando me soltaron me dieron tres días para que volviera a trabajar con ellos o mi familia. Yo fue lo que hice, saqué a mi familia”, destacó Rodrigo López, habitante de Tecpan de Galeana, en Guerrero.

Cruzó por Tijuana y a inicios de diciembre pidió asilo a estados unidos. Pasó primero 7 días en San Ysidro. luego fue enviado a un centro de detención en Arizona y después a Fresno, California. en total, dos meses esperando una solicitud de asilo que no le fue autorizada. El viernes 7 de febrero fue deportado por Tijuana.

“Te apoyan si vas huyendo por tu raza, tu religión o por un partido político. De hecho, muy claramente me dijeron que por eso no calificaba, porque no iba huyendo por ese tipo de cosas. Que violencia, pues violencia hay en todos lados”, comentó Rodrigo López, habitante de Tecpan de Galeana, Guerrero.

Rodrigo está en el albergue Juventud 2000, que se encuentra a unas cuadras de El Chaparral, donde mexicanos y extranjeros esperan turno para ingresar a  Estados Unidos y pedir asilo.

Ahí también se encuentra Esther Ruiz, originaria de la comunidad de Zalatzala en Tlapa, Guerrero. Llegó a Tijuana el 22 de enero pasado. Asegura que fue amenazada en su comunidad por denunciar una serie de robos en su domicilio.

“Salí de ahí porque entraban a robar a mi casa y yo pues los demandaba, pero la última vez que entraron un señor me dijo que si yo lo iba a demandar a lo mejor me iban a matar, por eso salí de ahí de mi casa”, señaló Esther Ruiz, habitante de Tlapa, Guerrero.

Ella tendrá que esperar al menos un mes más la cita en estados unidos para solicitar asilo.

“Sí ya no me dejan pasar yo ya no me regreso a mi pueblo, me quedo aquí a trabajar”, apuntó Esther Ruiz, habitante de Tlapa, Guerrero.

El año pasado, la mayoría de los ocupantes en el albergue Juventud 2000 de Tijuana, que tiene capacidad para cerca de 100 personas, eran centroamericanos. Hoy la situación ha cambiado.

“Ahorita podemos decir que tenemos un 60 por ciento de comunidad mexicana aquí en el albergue a la fecha te puedo decir que sigue llegando más gente, sigue llegando personas del estado de Michoacán, de Guerrero, incluso gente de Guanajuato”, dijo José María García, coordinador de la Alianza Migrante de Tijuana.

Con información de Raymundo Pérez Arellano y Adrián Tinoco.

LLH