Habitantes del centro y sur de México son más propensos a padecer osteoporosis

Habitantes del centro y sur de México son más propensos a padecer osteoporosis

Persona adulta con osteoporosis; estudio revela que habitantes del centro y sur de México son más propensos a padecer la enfermedad. (Gettyimages)

El señor Javier Torroja dejó pasar el tiempo y finalmente fue al médico por un intenso dolor de huesos. El doctor determinó que tenía una notoria debilidad de sus huesos.

Javier Torroja detectó su problema de salud porque cuando acompañaba a su esposa al centro comercial buscaba una silla para sentarse debido a esos dolores intensos en los huesos, que provocaron que asistiera a una consulta médica.

El hueso es un tejido vivo en constante movimiento, se destruye y se renueva a lo largo de la vida a ritmos diferentes, ya que con el paso de los años la destrucción de hueso supera su producción.

Juan Alfredo Tamayo, especialista en metabolismo mineral, explica que entre los 20 y los 40 años de edad los materiales en los huesos son colágenas, proteínas adheridas a un cemento mineral, detalló que ninguna persona puede ganar más huesos después de los 40 años de edad de manera espontánea, entonces, en la juventud se consolida esa estructura en los 206 huesos

La fortaleza de los huesos depende, por un lado de la genética, pero sobretodo de la alimentación y el estilo de vida de una persona.

El especialista en metabolismo mineral, Juan Alfredo Tamayo, argumentó que para mantener los huesos sanos hay tener una alimentación correcta y hacer ejercicio dirigido a robustecer músculos y huesos, “eso es fundamental y es fácil de hacer en gente de menos de 65 años”.

Al generar contracciones musculares, el ejercicio favorece microlesiones del hueso que propician su formación y fortaleza, contribuyendo sustancialmente a la prevención de la osteoporosis.

José Carlos Peña es especialista en metabolismo mineral y dice que la osteoporosis es una enfermedad degenerativa que se caracteriza fundamentalmente por la pérdida de los minerales del hueso, básicamente calcio y fósforo, lo que condiciona una debilidad progresiva del hueso.

Dicho padecimiento tiene severas consecuencias, ya que el 80 por ciento de las personas que padecen de osteoporosis y sufren una fractura vivirán con una discapacidad, en tanto, que el 20 por ciento morirá. En México, esta condición ocurre con mayor frecuencia en personas que viven en ciertas regiones del país.

José Carlos Peña, especialista en metabolismo mineral, agregó que en distintas regiones de México se realizó un estudió entre cuatro mil pacientes con riesgo de osteoporosis y el resultado fue que los habitantes del norte, sur y centro del país son más propensos a padecer osteoporosis.

El señor Javier Torroja destacó que a él le detectaron osteoporosis porque empezó a tener dolores atrás, en el hueso de la cadera. Explicó que cada día el dolor era más intenso, hasta que le realizaron estudios y el doctor detectó que el hueso estaba desgastado y por ello fue sujeto a una operación para colocarle una prótesis.

Hoy, el señor Torroja se recupera de la cirugía. En la actualidad existe un cuestionario, que junto con la densitometría, permite determinar el riesgo de una persona a padecer osteoporosis y sufrir una fractura.

Puedes leer: En México, uno de cada cien mil niños nace con ‘huesos de cristal’

Con información de Dianne Pérez

LSH

 

 

CARGANDO...