Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Habilitan laboratorio para fabricar mascarillas N-95 en CDMX

Es el producto sanitario más demandado para frenar al COVID-19 y ya se fabrica en la Ciudad de México

En la Ciudad de México fue habilitado un laboratorio para fabricar mascarillas n-95, el producto sanitario más demandado para frenar el COVID-19

Te recomendamos: Video: Reclamo por no usar cubrebocas genera pelea en Guadalajara

Es el producto sanitario más demandado para frenar al COVID-19 y ya se fabrica en la Ciudad de México.

Más de 60 mil piezas diarias de mascarillas N-95, se elaborarán en este nuevo laboratorio, inaugurado este martes, en la alcaldía Xochimilco.

La materia prima, se monta y se forman las diferentes capas. Se unen las capas, se sellan y pasan a lo que es la parte de termo sellado, se colocan las capas, y a través de temperatura y cierto tiempo, se conforma el cubrebocas, después de que está conformado se pasa a lo que es el sellado por ultrasonido en donde la periferia del cubrebocas es totalmente seguro. Se pasa por un suajado, que es el corte de toda la periferia del cubrebocas y en estas estaciones se le coloca la cinta nasal”, explicó Alejandro Ramírez de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

Antes de ser empaquetado, pasan por un proceso de sellado y sanitización.

El último proceso es el de codificación donde se coloca la fecha en la que fue fabricada y tiene, cada cubrebocas, un número de serie y antes de ser introducido a su caja pasa por un túnel con rayos UV para descontaminarlos y que queden totalmente sanitizados”, reiteró Ramírez.

Habilitan laboratorio para fabricar mascarillas N-95 en CDMX. FOTO Noticieros Televisa

En ese lugar, durante 10 años se fabricaron filtros para hospitales, pero ahora, tuvo que ser adaptado para la protección de personal médico que los necesite.

Todo esto en coordinación con científicos mexicanos de la UNAM.

Fue un proyecto de 5 semanas, la verdad es que fue un gran reto, tanto la proveeduría de materiales, el diseño y fabricación de todos los equipos, todo es mexicano, todos los ingenieros mexicanos, y ahora el reto es fabricar 80 piezas por minuto -que esa es la capacidad máxima de la planta- y, en una segunda etapa, entraremos a la automatización para duplicar esta cantidad”, detalló Antonio Altamirano, fundador de la fábrica.

Las mascarillas N-95 que se fabrican cuentan con tecnología que impide la penetración de partículas en hasta un 97 por ciento.

Tiene varias capas las capas de poliéster, que son contra humedad etcétera. Después tenemos una capa interna que está basada en un material que se llama poli propileno que es el textil que nos permite hacer el filtrado”, concluyó Bernardo Rosas, director General de Desarrollo e Innovación Tecnológica.

También se trabaja en desarrollar una caja de intubación de acrílico, una mascarilla tipo buzo para los médicos y una careta con base en carbono.

Con información de Farah Reachi

KAH