Guanajuato, Veracruz y Tamaulipas, los más afectados por robo de combustibles

PGR detecta toma clandestina en Puebla. (PGR)

La Policía Federal ha decomisado, durante la presente administración, 52 millones 472 mil 89 litros de combustible. De ese monto, 14 millones 204 mil 205 litros corresponden a incautaciones de diésel, 13 millones 227 mil 863 litros de gasolina y tres millones 973 mil 458 litros de gas LP, entre otras sustancias generadoras de energía.

En un comunicado, la Comisión Nacional de Seguridad reporta las cifras y afirma que estos decomisos han impactado en la operación de los grupos dedicados a la sustracción ilegal de hidrocarburo.

Un análisis de la Unidad de Informes de Gestión de la Policía Federal revela que las entidades más afectadas con el mercado ilegal de combustibles son:

Guanajuato, donde se han asegurado 10 millones 629 mil 935 litros de hidrocarburos

Veracruz, con el decomiso de cinco millones 102 mil 203 litros

Tamaulipas, con tres millones 805 mil 543 litros

El Estado de México, con tres millones 615 mil 644

Puebla, con tres millones 453 mil 894 litros.

Entre el 1° de diciembre de 2012 y el 21 de enero de 2018, la Policía Federal ha presentado ante el Ministerio Público Federal a 3 mil 593 personas como presuntos responsables de los delitos de transportación, extracción o comercialización de hidrocarburos sin documentación, principalmente en Puebla (558), Guanajuato (526) y Estado de México (488).

Las estrategias de las Divisiones de Seguridad Regional, Fuerzas Federales, Gendarmería e Investigación se enfocan en la detención, ubicación, identificación y restricción de la comercialización de combustible robado, así “se ha logrado afectar la operación de los grupos criminales mermando sus ganancias”.

La CNS señala que se han reforzado patrullajes y tareas de inteligencia, lo que permitió identificar algunas estructuras de funcionamiento de este mercado ilegal que ya se han desarticulado.

Además, dice que la constante presencia de la autoridad ha motivado a grupos opten a reclutar a más jóvenes y menores de edad para la extracción en tomas clandestinas.

También la investigación y las denuncias ciudadanas han permitido conocer el punto de ubicación de las tomas clandestinas, principalmente en zonas cercanas a los caminos federales, terracerías y lugares poco transitados.

En operativos coordinados con Petróleos Mexicanos, autoridades federales y estatales han inhabilitado 669 tomas clandestinas de combustible, principalmente en los estados de Guanajuato, Baja California, Estado de México, Jalisco y Puebla.

De acuerdo con la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, se establecen penas que van de uno a 25 años de prisión y multas que oscilan entre 150 y hasta 250 mil unidades de medida (antes salarios mínimos).

Con información de CNS

MLV