Grúas, una mafia que asola al Estado de México

Las empresas operan con total impunidad, en medio de las quejas de cientos de conductores que han sido víctimas de ellas

En noviembre fuimos testigos de enfrentamientos violentos entre operadores de grúas, taxistas y policías municipales en Ecatepec, que dejó cuatro policías heridos y un taxista muerto por impacto de bala.

Te recomendamos: Muere taxista y dos más son detenidos tras enfrentamiento con policías en Ecatepec

Los taxistas denunciaron que las empresas de grúas realizan cobros excesivos en sus arrastres, sin ser sancionados.

Ellos no han sido los únicos afectados , varias personas se suman a la lista de abusos cometidos por estas empresas.

“Me detuvieron un camión, lo llevaron al corralón, resulta que cuento con una serie de cobros excesivos, suman 49 mil 47 pesos ya con todo y IVA, casi 50 mil pesos, para yo poder retirar mi tracto- camión, la verdad se me hace injusto”, comentó Raúl, dueño de tractocamiones.

Raúl tiene diez camiones que acarrean materiales para la construcción y presta servicio de carga particular en el Estado de México, el pasado 17 de noviembre, elementos de la Policía Estatal detuvieron una de sus unidades cuando circulaba sobre la carretera Texcoco-Calpulalpan.

“Lo pararon para revisión, fue motivo para llevarlo al MP y pues ya de ahí, se lo llevaron al corralón”, agregó Raúl.

Un elemento de la policía estatal se subió al camión y lo llevó a la Fiscalía Regional de Texcoco, ahí el agente del Ministerio Público entregó la unidad a Grúas Moctezuma, que la arrastró a un corralón, en Los Reyes La Paz, a 25 kilómetros de distancia.

“Ingresaron varios conceptos: el arrastre de grúa por el lugar de los hechos al MP y del traslado del MP al servicio de corralón, por el servicio nocturno, por el servicio de estancia en el MP y por el acomodo de la unidad”.

Gruas Moctezuma es propiedad de Arturo Castillo Moctezuma, no tiene concesión ni permisos para operar y ha sido clausurada en múltiples ocasiones: por cobros ilegales y excesivos, por desvalijamiento, robo de vehículos y camiones dentro de sus corralones, sin embargo, continúa operando.

En redes sociales circulan mensajes donde acusan a fiscales y funcionarios de la Secretaría de Movilidad del Estado de México, de recibir moches a cambio de darle exclusividad a esta empresa de grúas.

Pero no es la única empresa denunciada en el Estado de México, Pamela Ramos cuenta que el pasado 27 de julio, una unidad de grúas Chavarría, propiedad de Hugo Piz Hernández, se llevó una de sus camionetas de fletes de abarrotes, cuando estaba estacionada afuera del fraccionamiento donde vive su familia en Cuautitlán Izcalli, hasta un corralón en Zumpango, a 40 kilómetros.

“Nos da la cuentononona de 18 mil pesos, por arrastre, por depósito y nada más. o sea, no te dan una justificación ni un desglose de cuáles eran los servicios que estaban cobrando, ni cuánto”, informó Pamela.

El 30 de julio presentaron una denuncia ante la Secretaría de Movilidad mexiquense por los abusos de grúas Chavarría. El tabulador de tarifas establecido en la Gaceta de Gobierno indica que tendrían que haber pagado solo mil 495 pesos por el arrastre y dos días de estancia en el corralón.

Pamela dice que un mes después, la Secretaría de Movilidad le respondió de manera verbal que tenía que negociar con la empresa de grúas.

“Es visible la protección que se le otorga a los concesionarios al momento de pedirle al propietario plantear una negociación cuando el propietario está en la disponibilidad de pagar lo que le corresponde pagar, pero no caer en la arbitrariedad y en los abusos”, explicó la mujer.

“Yo no pensaría que pudiese haber una protección cuando la sociedad, cuando el gobierno del Estado está trabajando en conjunto y estamos buscando las soluciones en beneficio de la ciudadanía”, aseveró Carlos Preza Millán, Subsecretario Movilidad Gobierno Estado de México.

Ante las constantes denuncias en contra de las empresas de grúas, hace más de un año se presentó una iniciativa en el congreso local para ordenar el servicio y frenar los abusos, pero la propuesta fue enviada a la congeladora.

“No hay un padrón claro de quienes son los concesionarios, no se sabe dónde están, por eso es que luego hay pugnas entre ellos mismos porque se pelean, entonces hay una anarquía”, finalizó Gabriel Gutiérrez Cureño, Diputado Morena, Estado de México.

Con información de Fátima Monterrosa, Víctor Olvera y Jorge Ulloa

DMGS