Ghislaine Maxwell se declara inocente por caso Epstein; le niegan libertad bajo fianza

El riesgo de contraer COVID-19 no es razón suficiente para otorgar la libertad bajo fianza a Ghislaine Maxwell
Ghislaine Maxwell compareció de manera virtual ante una juez de Manhattan, Nueva York. (Reuters)

La británica Ghislaine Maxwell, acusada en Nueva York de ayudar al magnate financiero Jeffrey Epstein en una trama de abuso sexual a menores, tendrá que permanecer entre las rejas durante el proceso judicial al que se enfrenta, después de que juez de Manhattan le negó la libertad bajo fianza en una vista en la que se declaró inocente de los cargos.

Te recomendamos: EEUU busca declaración del príncipe Andrés de Inglaterra por caso Epstein

“Ninguna combinación de condiciones podría razonablemente asegurar la presencia de la acusada en la corte”, dijo este martes la juez, Alison Nathan, en la vista, donde se valoraba el riesgo de una posible huida de Maxwell, y en la que la juez enumeró para su decisión las tres nacionalidades que tiene, sus importantes recursos financieros y sus conexiones internacionales.

Asimismo, Nathan señaló que su riesgo de contraer la COVID-19 en prisión, que había planteado la defensa, no es razón suficiente “por sí sola” para conceder una libertad bajo fianza, puesto que no sufre ninguna enfermedad preexistente, y subrayó que los 35 años de cárcel a los que se enfrenta son otro factor a tener en cuenta ante la posibilidad de fuga.

“Los riesgos simplemente son demasiado grandes”, apuntó la juez.

Maxwell, de 58 años de edad, tendrá que permanecer en prisión por lo menos un año, ya que la juez dictaminó, asimismo, que el juicio contra la socia de Epstein, que se estima se alargará unas tres semanas, empezará el 12 de julio de 2021 mientras que la acusación y la defensa preparan sus casos.

Maxwell compareció de forma remota a través de una videoconferencia e intervino sólo para declararse inocente, mientras que apenas reaccionó a la decisión de la juez.

El fallo de Nathan se produce 12 días después de que Maxwell fue detenida en una mansión en el estado de New Hampshire, tras lo que fue trasladada a un centro de detención de Brooklyn, luego haber estado en paradero desconocido.

La defensa había solicitado la libertad para Maxwell a cambio del pago de una fianza de cinco millones de dólares y bajo la condición de que permanecería en confinamiento domiciliario con un aparato de rastreo, mientras que había expuesto el riesgo al que se enfrentaría Maxwell de permanecer encarcelada por el coronavirus.

Además, su equipo sostiene que si la británica quisiera huir de la justicia de Estados Unidos ya lo hubiera hecho.

Según su abogado, Mark Cohen, Maxwell ha hecho “lo opuesto a esconderse”, puesto que “estaba viviendo en una casa en Estados Unidos”.

Maxwell está acusada de cuatro delitos relacionados con su “papel” en la presunta trama de abusos sexuales a menores en torno al magnate, hace unos 25 años, y dos cargos de falso testimonio a la Justicia, más recientes.

Con información de EFE.

RMT