Gaza anuncia confinamiento tras detectar primeros contagios locales de COVID-19

Las cuatro personas contagiadas son una familia (tres hombres y una mujer) residente del campo de refugiados Al Mughazi
Reten sanitario en calles de Gaza. Reuters

El Ministerio de Sanidad de Gaza anunció este lunes un confinamiento total de 48 horas tras la detección de los primeros cuatro casos de contagios locales de COVID-19 dentro de la franja, que se suman a los 105 registrados hasta ahora, todos llegados desde el exterior y enviados a centros de cuarentena.

Te recomendamos: Ciudadano de Hong Kong, primer reinfectado de COVID-19 en el mundo

Las cuatro personas contagiadas son una familia (tres hombres y una mujer) residente del campo de refugiados Al Mughazi y, según un portavoz de Sanidad, se está investigando la fuente de su infección y rastreando a aquellos con quienes mantuvieron contacto.

Salama Maaruf, portavoz de la oficina de Información del enclave, controlado por el movimiento islamista Hamás, informó que el confinamiento abarca todos los sectores de la franja, comienza hoy mismo y se extenderá hasta el miércoles por la noche.

“El confinamiento de 48 horas incluye el cierre de mezquitas, salones de bodas, mercados y centros deportivos”, explicó, además de agregar que todas las instituciones públicas y educativas permanecerán cerradas y enfatizar que todos los residentes del enclave deberán quedarse en sus casas.

“Llamamos a los ciudadanos a que tomen la máxima precaución, se queden en casa, sigan las medidas de seguridad y sigan únicamente las instrucciones de las agencias gubernamentales competentes”, dijo en un comunicado.

Los 105 casos que se habían registrado hasta ahora en Gaza habían sido todos llegados del extranjero, ya sea por el cruce fronterizo con Egipto o con Israel, y todos habían sido aislados inmediatamente en centros de cuarentena en distintas partes de la franja.

De esta cifra, que ahora se elevó a 109, 72 se han recuperado y uno ha fallecido.

La precaria infraestructura sanitaria de Gaza, cuyos más de dos millones de habitantes viven en condiciones de hacinamiento, y su castigada economía la convierten en un foco particularmente vulnerable en caso de un brote masivo de la enfermedad.

Con información de Efe.
FM