Gasto del consumidor en Estados Unidos tiene su mayor avance desde 2009

Avanza el gasto del consumidor en Estados Unidos

Avanza el gasto del consumidor en Estados Unidos. (Getty Images/Archivo)

El gasto del consumidor en Estados Unidos anotó en septiembre su mayor avance en más de ocho años, probablemente debido a que familias en los estados de Texas y Florida reemplazaron sus vehículos motorizados dañados tras inundaciones, aunque la inflación subyacente permaneció contenida.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, saltó un 1.0% el mes pasado. Ese incremento, que también incluyó un impulso de mayor gasto de los hogares en servicios básicos, fue el mayor desde agosto de 2009.

El gasto del consumidor subió en una cifra no revisada de 0.1% en agosto. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el gasto del consumidor subiría un 0,8 por ciento en septiembre.

El dato fue incluido en el reporte del Producto Interno Bruto del tercer trimestre que se difundió el viernes y que mostró que el crecimiento del gasto de los consumidores se desaceleró a una tasa anualizada del 2.4% tras un potente 3.3% entre abril y junio.

La moderación en el consumo fue compensada por un aumento en la inversión en inventarios y el gasto de las empresas en equipamiento y por una caída en las importaciones, lo que llevó a la economía a crecer un 3.0% entre julio y septiembre, frente a un 3.1% en el segundo trimestre.

El Departamento de Comercio dijo que, si bien el dato de septiembre reflejaba los efectos de los huracanes ‘Harvey’ e ‘Irma’, no podía cuantificarse el impacto total de las tormentas en el gasto del consumidor y el ingreso personal.

El gasto de los consumidores el mes pasado fue impulsado por compras de vehículos, probablemente porque los conductores de Texas y Florida debieron reemplazar los automóviles destruidos por los huracanes que azotaron esas zonas a fin de agosto y comienzos de septiembre. El gasto en bienes duraderos como los autos trepó un 3.2% el último mes.

Aunque las interrupciones en la cadena de suministros por culpa de los huracanes también habrían contribuido a un repunte en la inflación el mes pasado, la presión en los precios subyacentes permaneció contenida.

La medición de la inflación preferida por la Reserva Federal, el índice de precios de gastos en consumo personal (PCE), que excluye alimentos y energía, subió un 0.1% en septiembre. El llamado PCE subyacente avanzó un 0.1% por quinto mes seguido.

En los 12 meses a septiembre, el PCE subyacente avanzó 1.3 por ciento, tras un incremento similar en agosto. La medición se ha mantenido por debajo de la meta de la Fed del 2% por casi cinco años y medio.

Las débiles lecturas del PCE subyacente probablemente intensificarán los debates en torno a la tasa de interés en la reunión de política monetaria del banco central esta semana. Se espera que la Fed mantenga estables las tasas este mes y que las incremente en diciembre por tercera vez en el año.

Los ingresos personales subieron un 0.4% el mes pasado tras aumentar un 0.2% en agosto. Los salarios avanzaron un 0.4 por ciento. Los ahorros cayeron a 441,900 millones de dólares en septiembre, su nivel más bajo desde agosto del 2008, desde 521,400 millones de dólares el mes anterior.

Con información de Reuters

MFH

CARGANDO...