Gasoductos en arbitraje ‘no van a ningún lado’ por falta de planeación

Los siete gasoductos por los que la CFE interpuso un arbitraje internacional y que llevarían el hidrocarburo a plantas inexistentes significará un reto adicional

Foto: Oleoducto que transporta gas desde Texas a México, 7 de septiembre de 2014, Estados Unidos

¿Qué beneficios tendrá México con el acuerdo de gasoductos de CFE?. (AP, archivo)

Los siete gasoductos por los que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) interpuso un arbitraje internacional llevarían el hidrocarburo a plantas inexistentes o que no fueron reconvertidas durante la pasada administración para la utilización de gas natural, por lo que mover el combustible significará un reto adicional.

Te recomendamos: Pláticas entre CFE y responsables de construcción de gasoductos, en breve

El martes pasado, en conferencia de prensa, el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, aseveró que el sistema de gasoductos se planeó en la administración pasada para llevar el gas a 14 plantas de la empresa, las cuales nunca se construyeron.

Se hace un sistema de gasoductos, que cuesta un dineral, privado, para ir a plantas que no existen, para llevar el gas a plantas que no se licitaron, que no existen. Ese es otro problema que tenemos, no están las 14 plantas a las que iban a llegar; así es que los gasoductos no van a ningún lado”, afirmó en esa ocasión.

Al respecto, el director de Comunicación de la empresa productiva, Luis Bravo, señaló que esto se debió a una falta de planeación de la administración pasada, debido a que cada ducto tendría que llegar a una de las plantas, las cuales hoy en día no existen.

De acuerdo con el consultor energético de Mercury LLC, Arturo Carranza, esto es en parte cierto, dado que la construcción de los ductos son contratos “ancla” que dependen de la participación de la CFE, pensando que iban a construir plantas de ciclo combinado o reconvertir las que trabajan con otro tipo de combustibles, tarea que no ha concluido.

Expuso que el ducto marino que va de Texas, Estados Unidos, a Tuxpan, Veracruz, es para suministrar a la CFE completamente, ya que busca ampliar la capacidad en 40 por ciento, y es posible llevar el hidrocarburo a plantas de la región centro o de esa entidad mexicana, dependiendo de la estrategia de la empresa.

Arturo Carranza comentó que en la administración pasada, una de las estrategias de la CFE era ser un comercializador del hidrocarburo; es decir, transportar el gas natural y venderlo a privados, pero la lógica actual del gobierno es utilizarlo para la generación eléctrica.

Los gasoductos sí le van a permitir a la CFE generar electricidad, pero le va a permitir, una vez que reconviertan las plantas, avanzar los dos proyectos, no sólo en transporte, sino en reconvertir las plantas”, expresó.

De hecho, Manuel Bartlett comentó que dentro del contrato hay facultades para rediseñar a dónde va a llegar el hidrocarburo, pero lo que es un problema y nadie se dio cuenta, es que no había tales plantas, por lo que están haciendo un análisis para ver cómo hacen que el ducto llegue a una central.

Estamos haciendo un análisis para ver cómo le hacemos para que el tubo llegue a una central; ese es otro costo adicional de esa pequeña desinformación de todos, de que las plantas no se lleven y que los ductos van a ningún lado”, manifestó.

Los planes del gobierno anterior según el Plan Quinquenal de Expansión del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural 2015-2019, realizado por la administración anterior, el gasoducto Tuxpan-Tula (construido por TransCanada) buscaría satisfacer los requerimientos del energético en las centrales de generación de la CFE ubicadas en Veracruz, Puebla e Hidalgo, así como en las regiones Centro y Occidente del país.

El documento señala que el ducto La Laguna-Aguascalientes (a cargo de Fermaca) tiene el objetivo de suministrar a las nuevas centrales de generación en los estados de Durango, Zacatecas y Aguascalientes, así como a las que actualmente operan con combustóleo y serán reconvertidas para utilizar gas natural.

Mientras que el Tula-Villa de Reyes (adjudicado a TransCanada) abastecería gas natural a las nuevas centrales de generación, así como a las que operan en la actualidad con combustóleo, y que podrán ser reconvertidas para utilizar gas natural.

Preocupa a Canadá contrato de gasoducto con México

También el Plan Quinquenal contempla el ducto Samalayuca-Sásabe (que realiza Carso), el cual tiene como objetivo suministrar el hidrocarburo a las centrales que podrían ser reconvertidas para utilizar gas natural en las regiones Norte y Noroeste del país.

En tanto que el gasoducto Sur de Texas-Tuxpan (construido por TransCanada e IEnova) tenía el fin de contribuir a satisfacer los requerimientos de gas natural en las nuevas centrales de generación que la CFE instalará en los estados de Tamaulipas y Veracruz, así como a las que operan hoy en día con combustóleo y serán reconvertidas para utilizar gas natural.

Asimismo, el documento expone que el gasoducto Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara (llevado a cabo por Fermaca) es una nueva alternativa para incrementar de gas natural a la zona Centro y Occidente del país.

 

LSH

 

 

CARGANDO...