FRENAAA mantiene plantón en Juárez y Reforma con sanitización, desencuentros y rezos

Fueron sanitizadas las más de 600 tiendas de campaña, la mayoría de ellas desocupadas o sólo con algunos artículos en su interior y detrás, un poco de agua bendita para cada una.

El campamento que mantienen los integrantes del Frente Nacional AntiAmlo (FRENAAA) en Avenida Juárez, exigiendo la renuncia del presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha convertido no solo en un desafío de convivencia para quienes están ahí, sino un punto de choque entre detractores y simpatizantes del presidente.

Te puede interesar: Sheinbaum no desalojará plantón de FRENAAA instalado en Juárez y Reforma

Día 4. El Frente Nacional AntiAmlo aprende a gritos y empujones lo que implica plantarse en las calles. inexpertos en el manejo de campamentos; los integrantes del FRENAAA tratan de mantener la calma cuando la situación se complica.

“Que se dé cuenta la gente que está apoyando a López Obrador, que volvimos a lo mismo porque nos estaban diciendo  que no querían volver a lo mismo. Lo mismo es lo mismo lo que estamos viviendo ahorita, porque toda la mierda, con todo respeto que tenían en los anteriores gobiernos, están ahorita con López Obrador”, apuntó Mario Raúl, integrante de FRENAAA.

Momentos donde se escucha que piden dar la espalda a los agresores y los simpatizantes de AMLO les dicen fascistas, extranjeros, lárguense.

“A mí no me gusta la gente berrinchuda. Si tú los ves son gente berrinchuda acostumbradas a vivir bien, a tener todo bien, a que todo les hagan, a que sabes que, entonces pues pago para que se vengan aquí. Yo estoy de acuerdo que se manifiesten, pero pues en serio, no esta. Esto me parece una mentira”, señaló Elena Magaña, simpatizante de AMLO.

Las confrontaciones se dan pasado el mediodía. Antes, en el campamento que está sobre Juárez hasta llegar a Paseo de la Reforma, es una mañana tranquila. Marimar Torres despertó temprano y arregló su tienda. Ella viene de Guadalajara para aguantar en el plantón, dice, el tiempo que sea necesario.

“Decidí venir a manifestarme porque quiero un país libre y soberano, no un país dividido, no un país polarizado, necesitamos regresar al estado de derecho”, comentó Marymar Torres, manifestante de FRENAAA.

El plantón realiza una misa que la comisión de eventos religiosos de FRENAAA organiza dos veces al día.

Hacia mediodía, alimento para todos los que permanecen en las tiendas de campaña.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, pasó frente al plantón.

“Todo debe ser pacífico, lo están haciendo y adelante, que respeten ellos lo que ya conocen su auto cuidado, el cuidado de la distancia y que sigamos atentos a la pandemia”, apuntó Jorge Alcocer, secretario de Salud.

Toman precauciones. Sanitizaron las más de 600 tiendas de campaña, la mayoría de ellas desocupadas o sólo con algunos artículos en su interior y detrás, un poco de agua bendita para cada una.

“He visto un montón de tiendas de campaña nuevecitas y muy poca gente; por cada una ocupada hay 10 vacías. es el derecho de todo mexicano poderse manifestar”, dijo Sergio Romero, transeúnte.

En los alrededores, salvo por el tránsito desviado en Reforma a la altura de El Caballito, la vida transcurre con normalidad, hay quienes incluso toman ya las casas de campaña como parte del paisaje, como esta quinceañera.

Mientras que personas en situación de calle aprovecharon para llevarse dos tiendas e instalarlas en calles cercanas.

Después de las 7 de la noche, los grupos pro-AMLO regresaron. Gritos e insultos volaron por todos lados.

“Yo venía pasando y el simple hecho de ver a estas personas desinformando, insultando al pueblo, insultando lo que la democracia ya me dio coraje”, comentó Ignacio Bollina, simpatizante del presidente López Obrador.

Algunas mujeres de FRENAAA decidieron comenzar a rezar para que se fueran los simpatizantes del presidente.

Con información de Joaquín Fuentes, Dafne Mora, Arturo Sierra y Jorge Ulloa.

LLH