Justicia española suspende exhumación del dictador Francisco Franco

Francisco Franco. (Getty Images, archivo)

El Tribunal Supremo (TS) español acordó este martes por unanimidad suspender momentáneamente la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, prevista para el 10 de junio próximo, con el objetivo de llevarlos afuera del monumento del Valle de los Caídos, donde fue enterrado cuando falleció en 1975.

El Alto Tribunal tendrá que resolver ahora los recursos presentados por, entre otros, los nietos de Francisco Franco, sus parientes vivos más cercanos, contra los planes del Ejecutivo de trasladar los restos fuera de ese complejo monumental, mandado construir por el mismo dictador.

Según informó el TS, se aplican las medidas cautelares solicitadas por los familiares para “evitar el perjuicio” que, de otra manera, se causaría tanto a los recurrentes como “a los intereses públicos encarnados en el Estado y en sus instituciones constitucionales”.

Precisa que esos intereses se verían “gravemente afectados” si, exhumados los restos, “se estimara el recurso y fuera preciso devolverlos al lugar en que se hallan”.

La sala de TS encargada del caso, que alude a Francisco Franco como “Jefe de Estado desde el 1 de octubre de 1936 hasta su fallecimiento” y no como dictador, insiste en que se produciría un “perjuicio irreversible” si la decisión del Gobierno resultase “contraria a Derecho”.

Fachada Valle de los Caídos. (EFE, archivo)

Además, señala que no hay impedimento para resolver los recursos “en un plazo razonable”, así que “los intereses públicos vinculados a la exhumación (…) no se verán afectados por un tiempo prolongado si es que finalmente debieran prosperar”.

El Gobierno, que dirige el socialista Pedro Sánchez, decidió en marzo pasado la exhumación de Franco (1892-1975) para el lunes próximo y posterior traslado al cementerio de El Pardo, donde está enterrada su esposa, Carmen Polo.

Francisco Franco fue enterrado en la basílica del Valle de los Caídos, a 50 kilómetros de Madrid, construido durante la dictadura para honrar la memoria de las víctimas mortales del bando vencedor de la Guerra Civil (1936-1939).

Sin embargo, también fueron trasladados al lugar los restos de miles de personas que pertenecían al bando republicano, perdedores de la contienda.

Entre otros argumentos aducidos por el Ejecutivo, no puede haber ningún mausoleo en un sistema democrático para un dictador, en alusión al Valle de los Caídos. Ha pasado casi un año desde que Sánchez anunciara por vez primera la intención de llevarlo fuera de allí.

Con información de EFE

AAE